Lectores de libros electrónicos en Japón tratan de seguirle el paso a Amazon

Amazon vende su Kindle en 14 países, de los que Japón es el más reciente

libros electrónicos, ebooks
(NYT) ampliar

Últimas noticias

Cuando Rakuten, la principal compañía de comercio electrónico de Japón, introdujo su lector electrónico Kobo en julio de 2012, su director ejecutivo, Hiroshi Mikitani, le dio un regalo a Yoshinobu Noma, el presidente de Kodansha, la editorial más grande del país.

Los lectores electrónicos de Sony y Rakuten no son tecnológicamente inferiores al Kindle, pero comprar los libros electrónicos en el mercado de  Amazon requiere menos pasos.

Era una camiseta con la leyenda “Vencer a Amazon”. Mikitani quería enviar la señal de que las dos compañías no tenían ninguna intención de luchar a brazo partido en la batalla de lo impreso contra lo digital en Japón.

La alianza hizo poco para ayudarlos a defenderse de Amazon.com. Cuatro meses después, Amazon llevó su lector electrónico Kindle a Japón. Pronto se convirtió en el de mayores ventas, ganando 38,3% del mercado, según la firma de datos en Tokio, MM Research Institute.

Aunque el Kobo de Rakuten le ganó al Kindle en la comercialización por casi cinco meses, sólo consiguió 33% de las ventas de lectores electrónicos en Japón durante el mismo periodo de 12 meses. Sony, que había fijado su objetivo de vender la mitad de todos los lectores electrónicos para 2012, sólo pudo conseguir 25,5%.

Misao Konishi, una portavoz de Amazon, declinó hablar sobre los objetivos en el mercado japonés, pero sí aportó algo de información sobre sus ambiciones. “Cada libro que se haya impreso, en cada idioma, estará disponible para comprarlo en 60 segundos”, dijo Konishi.

El éxito rápido del Kindle es un marcado contraste respecto de los esfuerzos de las compañías japonesas. Hasta que apareció Amazon, los lectores electrónicos no habían estado a la altura de las expectativas. Sony sacó el primero en 2004, el LIBRIe, usando tecnología E Ink en Japón.

Quienes lo compraron, que, como los primeros Kindle, mostraban el texto negro sobre fondo blanco, padecieron por el complicado mercado que sólo les permitía rentar los libros electrónicos, y no podían comprarlos.

La razón del éxito del Kindle en Japón es la misma que la de Estados Unidos: la tienda de Amazon en la red es la más fácil de usar, la más fácil de entender, dicen analistas

Amazon, que desarrolló su Kindle con libros digitales que la gente podía compara en – ¿dónde más? – Amazon.com, tuvo éxito instantáneo tras introducirlo en Estados Unidos en 2007.

Sony dejó de vender su aparato ese año. Sus subsecuentes lectores electrónicos, incluso después de que integró una librería para comprar los libros, ha tenido éxito limitado.

Estrategia. La victoria de Amazon sobre Sony y Rakuten, que entró en el negocio de los lectores electrónicos cuando adquirió el Kobo, basado en Toronto, en noviembre de 2011, empezó con precios agresivos.

Amazon vendió su Kindle Paperwhite, una tableta con pantalla a colores, en cerca de $80. No sólo su precio era menor en unos $40 del que tenía en Estados Unidos, sino que se equiparaba con los de Kobo de Rakuten y PRS-T2 de Sony, ambas tabletas con pantalla a colores.

En un intento por ganar una parte del mercado, Rakuten bajó el precio de su lector electrónico en julio, a $55 y seguirá centrándose en este modelo básico, aunque lanzará en septiembre uno nuevo con tecnología de vanguardia, el Kobo Aura HD en Europa y Estados Unidos.

Sin embargo, Amazon no estaba ganando sólo por el precio. También daba a los consumidores otra razón para preferir el Kindle. “La razón del éxito del Kindle en Japón es la misma que la de Estados Unidos”, comentó Munechika Nishida, el autor de La verdad sobre la revolución de los libros electrónicos y analista en tecnología.

libros electrónicos, ebooks, japoneses, chinos, asiáticos
Japón no es un gran contribuyente a las ventas mundiales de lectores electrónicos, estimadas en cerca de 19,9 millones de unidades, según IDC (NYT) ampliar

La tienda Kindle en Japón ofrece más de 210.000 títulos en japonés; Kodansha, más de 10.000, Kobo más de 130.000 y Sony, más de 108.000.

“La tienda de Amazon en la red es la más fácil de usar, la más fácil de entender”.

Los lectores electrónicos de Sony y Rakuten no son tecnológicamente inferiores al Kindle, dijo Nishida, pero comprar los libros electrónicos en el mercado de esa tableta requiere menos pasos. Los aparatos de Rakuten y Sony dificultan más las búsquedas y adquisiciones, notó.

La tienda Kindle en Japón, que se inauguró en octubre pasado, ofrece más de 140.000 títulos en japonés. Agregó 7.000 más en los últimos días. Antes de la llegada del Kindle, las tiendas tanto de Kobo como de Sony ofrecían, cada una, menos de 80.000 libros electrónicos.

Sin una tienda popular, Rakuten y Sony no pudieron convencer a las dos principales editoriales japonesas, Kodansha y Shogakukan, del potencial para generar ganancias que tienen los libros electrónicos. La digitalización de sus títulos se realizó con lentitud.

Amazon, no obstante, tuvo experiencia vendiendo libros electrónicos en Estados Unidos y la llevó consigo a Japón. Eso marcó la diferencia para las editoriales indecisas que veían disminuir sus ganancias.


Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Lectores de libros electrónicos en Japón tratan de seguirle el paso a Amazon