Medida afecta potencialmente a 250 aeropuertos con vuelos directos a ese país, incluidas terminales costarricenses

Por: Juan Fernando Lara 7 julio, 2014
Siete empresas, incluidas Avianca, Aeroméxico y Lacsa-Taca, son parte del plan de pagos que arrancó el Gobierno venezolano. | ARCHIVO GN
Siete empresas, incluidas Avianca, Aeroméxico y Lacsa-Taca, son parte del plan de pagos que arrancó el Gobierno venezolano. | ARCHIVO GN

San José

Estados Unidos vuelve a poner en alerta a quien viaje por aire a ese país: sus autoridades ahora prohíben que los pasajeros porten aparatos electrónicos descargados.

Así lo comunicó la Dirección de Seguridad en el Transporte (TSA, por si sigla en inglés) de Estados Unidos donde advierte que confiscará los artefactos de quien olvide confirmar la carga de la batería en el celular, tableta o computadora antes de un vuelo con destino a ese territorio.

"Como el público viajero sabe, todos los aparatos electrónicos son inspeccionados por los oficiales de seguridad. Durante la inspección de seguridad, los oficiales podrían solicitar a los propietarios encender algunos aparatos, incluidos teléfonos celulares. Aparatos sin carga no serán permitidos a bordo de la aeronave. El viajero también puede someterse a una inspección adicional", reza el escueto comunicado que TSA divulgó ayer en su sitio web.

La medida sobreviene luego de que las autoridades estadounidenses expresaron su inquietud por actividades de grupos terroristas en Yemen y Siria, ligados a al-Qaeda, interesados en desarrollar un artefacto explosivo que pueda pasar sin detección por los aeropuertos.

La semana anterior, precisamente, Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional, ordenó a la TSA ampliar las medidas de seguridad en algunos aeropuertos internacionales con vuelos directos a Estados Unidos. Seguridad Nacional también divulgó un comunicado al respecto.

Como la agencia no especifica cuáles son los aeropuertos donde se aplicará el requisito de encendido de artefactos, la decisión afecta así a por lo menos a 250 aeropuertos en el mundo con vuelos sin escalas hacia EE. UU.

Aunque Estados Unidos carece de autoridad para imponer medidas de vigilancia adicionales en aeropuertos extranjeros, la TSA sí puede prohibir vuelos desde esas terminales o cancelar las rutas de las aerolíneas que incumplan sus requisitos.

No obstante, en este caso específico, la TSA deposita directamente en cada pasajero la responsabilidad de honrar esta condición que, de incumplirse, afecta a la persona pues la medida no necesariamente es de la incumbencia de una aerolínea o un aeropuerto.