Iniciativa de mujer en Florida condujo a cadena de tiendas Toys R Us a retirar cuatro muñecos basados en los personajes de serie de televisión

Por: Juan Fernando Lara 24 octubre, 2014
Imagen de la quinta temporada de la serie Breaking Bad, aparecen los actores Aaron Paul (izq.) y Bryan Cranston en sus papeles de Jesse Pinkman y Walter White, respectivamente
Imagen de la quinta temporada de la serie Breaking Bad, aparecen los actores Aaron Paul (izq.) y Bryan Cranston en sus papeles de Jesse Pinkman y Walter White, respectivamente

Los juguetes figuran entre las primeras tecnologías que usan niños y niñas para convertirse luego en adultos. Con esto en mente, una madre en Florida inició una campaña que forzó a la cadena de tiendas Toys R Us a retirar esta de sus estanterías cuatro muñecos coleccionables inspirados en personajes de la serie de televisión Breaking Bad. No obstante, Aaron Paul y Bryan Cranston, sus protagonistas, desnudaron desde Twitter la contradicción y, hasta cierto punto, hipocresía detrás de todo el asunto.

La madre de Fort Myers, Florida, identificada como Susan Schrivjer, lanzó la semana anterior una petición en el portal www.change.org donde exige a Toys R Us interrumpir inmediatamente la venta de los muñecos.

La mujer, quien firmó la petición bajo el nombre de Susan Myers, planteó que las figuras son una "peligrosa desviación de sus valores familiares" en referencia a la juguetería. Al día de ayer, y ya cumplido su objetivo, su campaña logró atraer casi 9.299 firmas de apoyo.

“Aunque el programa puede considerarse algo emocionante para adultos, su contenido violento y celebración del narcotráfico hacen que esta colección no sea apta para venderse junto a las muñecas Barbie y los personajes de Disney”, anotó la mujer citada por la agencia AP.

Los muñecos de la discordia se basan en la historia de Walter White, un profesor de Química de secundaria quien, al saber que tiene cáncer, se vuelve productor y traficante de metanfetamina junto a un exalumno suyo y delicuente de poca monta llamado Jesse Pinkman. Los muñecos de ambos, afirma la cadena minorista, se vendieron en cantidades limitadas en la sección de juguetería para adultos centrada en figuras de colección.

Ayer, Aaron Paul, el actor que interpreta a Jesse Pinkman en la serie, respondió desde Twitter en lo que podría juzgarse como una respuesta perfecta.

"Esperen, ¿de modo que Toys 'R' Us retiró de sus estanterías todas las figuras de 'Breaking Bad' y sigue vendiendo Barbies? Hmmmm... Me pregunto qué es más dañino", refiere Paul en su tuit.

Imagen de pantalla de la tienda en línea de Toys R Us con uno de los muñecos retirados debido a la campaña.
Imagen de pantalla de la tienda en línea de Toys R Us con uno de los muñecos retirados debido a la campaña.
Imagen de pantalla de la tienda en línea de Toys R Us con uno de los muñecos retirados debido a la campaña.

Barbies y efectos dañinos. Su argumento es igualmente legítimo debido a los potenciales efectos dañinos de esas muñecas Barbies en el proceso de socialización de quienes jueguen con ellas. Recientemente, en la revista Sex Roles, se publicaron los hallazgos de un estudio donde se plantean algunos de esos problemas.

En uno de los primeros experimentos que explora la influencia de muñecas de moda, investigadores de la Universidad Estatal de Oregon (OSU) detectaron que niñas que juegan con muñecas Barbie ven menos opciones de carrera para ellas respecto a niños.

"Jugar con una Barbie tiene un efecto en las ideas de las niñas acerca de su lugar en el mundo", señaló Aurora M. Sherman, profesora asociada en la Escuela de Ciencias Psicológicas de la OSU. "Crea un límite en el sentido de lo que es posible para su futuro. Si bien no es un efecto masivo, es un efecto mensurable y estadísticamente significativo".

Días antes, Bryan Cranston (en el papel de Walter White) se burló sacásticamente de todo el asunto de la campaña afirmando en Twitter: "Una madre de Florida hace una petición contra Toys 'R Us por las figuras de acción de Breaking Bad. Estoy muy enojado así que en señal de protesta voy a quemar mi figurita de acción de una madre de Florida".