Brendan Eich apoyó en el 2008 una legislación en California para prohibir las uniones de personas del mismo sexo y esto agitó una tormenta de críticascon él y el buscador Firefox

Por: Juan Fernando Lara 4 abril, 2014
Esta era la imagen oficial de Eich en el sitio de la Fundación Mozilla antes de su renuncia como director ejecutivo de esa organización.
Esta era la imagen oficial de Eich en el sitio de la Fundación Mozilla antes de su renuncia como director ejecutivo de esa organización.

San José.

Brendan Eich, nombrado hace 11 días director ejecutivo de la Fundación Mozilla, responsable del popular navegador Firefox, renunció ayer al cargo luego de fuertes críticas en su contra por apoyar en el 2008 una polémica iniciativa de ley para prohibir en California los matrimonios entre personas del mismo sexo.

La salida de Eich despierta interrogantes sobre la tolerancia hacia puntos de vista conservadores dentro de la industria tecnológica; una históricamente dominada por voces progresistas y liberales

Mozilla confirmó la salida con un mensaje divulgado en su blog y escrito por Mitchell Baker, presidenta de la Fundación, donde se disculpa porque la organización no fue lo suficientemente veloz en atender el problema. Además subraya que Mozilla abriga una cultura interna que "refleja la diversidad e inclusion".

"No actuamos como ustedes esperaban que Mozilla actuara. No nos movimos lo suficientemente rápido para comprometernos con la gente una vez que la controversia comenzó. Lo sentimos. Tenemos que hacerlo mejor" escribe Mitchell en el mensaje.

Apenas nombrado, Eich atrajo la atención y críticas de numerosos sitios en línea que llamaron a boicotear Firefox cuando se hizo público que el directivo donó al menos $1.000 e hizo campaña favor del llamado Proyecto 8, una iniciativa anti-uniones en California.

El diario Los Ángeles Times puso en línea una base de datos con los nombres de todos aquellos que donaron dinero en contra y a favor del Proyecto 8. Allí aparece Eich, programador estadounidense inventor del lenguaje de programación JavaScript y co-fundador de Mozilla.

El caso, fuera de visivilizar la fuerza del lobby político y público de la comunidad gay en California, también agita el debate entre las creencias personales y el mundo de los negocios. Un artículo sobre el caso en el periódico The New York Times plantea que la salida de Eich despierta interrogantes sobre la tolerancia hacia puntos de vista conservadores en la industria tecnológica; una históricamente dominada por voces progresistas y liberales.

Si bien el texto se convirtió en ley, la Corte Suprema de Justicia la declaró inconstitucional el año pasado. Cuando Eich resultó electo, su designación encendió una tormenta de críticas y el hervidero entre los indignados incluso llevó a varios funcionarios de la compañía a presentar su renuncia.

OkCupid, un servicio de citas en línea, incluso desplegaba a sus visitantes que llegaran a su página desde FireFox una carta condenatoria contra Eich.

El logotipo del popular navegador Firefox.
El logotipo del popular navegador Firefox.
Cuando Eich resultó electo, su designación encendió una tormenta de críticas e incluso llevó a algunos funcionarios de la compañía a presentar su renuncia.

"El nuevo CEO de Mozilla, Brendan Eich, es un opositor a la igualdad de derechos de parejas homosexuales. Por lo tanto, preferimos que nuestros usuarios no utilicen el software de Mozilla para el acceso OkCupid."

La carta, ahora removida del sitio, terminaba diciendo: "los que tratan de negar el amor y en su lugar hacen valer la miseria, la vergüenza y la frustración son nuestros enemigos, y les deseamos nada más que el fracaso".

En el 2008, Apple donó $100.000 para combatir esa legislación contraria a la igualdad de derechos entre parejas de California apenas unas semanas luego de que Sergey Brin y Larry Page, fundadores de Google, también aportaran entre ambos $140.000 a favor de la derrota de esa legislación.

"Tenemos empleados con una gran diversidad de puntos de vista. Nuestra cultura de apertura se extiende a alentar al personal y a la comunidad a compartir sus creencias y opiniones en público. Esta es la intención para distinguir a Mozilla de la mayoría de organizaciones y mantenernos en un nivel superior. Pero esta vez fallamos en escuchar, comprometernos y ser guiados por nuestra comunidad" agrega otro punto de la disculpa oficial de Mozilla.