Tecnología

La realidad virtual se hace real en el salón de la electrónica IFA de Berlín

Actualizado el 06 de septiembre de 2016 a las 10:09 am

Tecnología

La realidad virtual se hace real en el salón de la electrónica IFA de Berlín

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Una de las atracciones presentadas en el IFA es una montaña rusa en 4D. (AFP)

Berlín

Las posibilidades que presenta la realidad virtual en el salón de la electrónica IFA, en Berlín, son grandes: desde ver un programa de televisión como si asistiéramos a la emisión hasta revivir nuestras últimas vacaciones como si aún estuviéramos allí.

Casi no existe ni un solo puesto de este inmenso salón, abierto hasta el miércoles, que no tenga un casco de realidad virtual en su mostrador para los visitantes más curiosos.

Un adolescente se mueve sin cesar, al parecer cazando personajes malvados que sólo él puede ver, mientras que, un poco más allá, una mujer levanta la vista para contemplar el cielo de un video en 3D. Ambos llevan casco.

Las atracciones de montañas rusas son las que mejor funcionan para vivir de lleno una primera experiencia de realidad virtual, considera Daniil Shcherbakov, del fabricante ruso de cascos y aplicaciones de realidad virtual Fibrum. Con este aparato, uno tiene la impresión de caer a toda velocidad sin que sus pies hayan dejado de tocar el suelo.

"Es una verdadera experiencia en directo", destaca André Gröger, portavoz del Fraunhofer Heinrich Herz Institute. El instituto de investigación alemán muestra en el  IFA cómo es una experiencia televisiva en 3D, que permite incluso ver qué hace un equipo de televisión durante el rodaje de un programa.

"También se puede sentir el clamor de un estadio durante un partido", asegura Gröger.

Para Franz Troppenhagen, responsable de productos en la firma alemana de óptica Zeiss, 2016 será el año de la realidad virtual, "porque la gente está viendo ahora las ventajas que tiene".

Esto explicaría el éxito de las cámaras de 360º, como la Insta360 del chino Arashi Vision, con la que se puede grabar todo lo que hay alrededor y, a continuación, ver lo filmado en 3D con un casco adaptado.

Prueba de esta popularidad también es la variedad de cascos de realidad virtual, que va mucho más allá de los más conocidos Samsung Gear VR o los Oculus Rift, en los que se introduce el teléfono inteligente, con precios en ocasiones menores de 100 euros.

Quizá por la ausencia de un campo de aplicaciones suficiente, el mercado de la realidad aumentada, donde lo que uno ve es la realidad ampliada con elementos virtuales, no ha dado tanto de qué hablar en el  IFA , a pesar del éxito mundial del juego Pokémon Go.

  • Comparta este artículo
Tecnología

La realidad virtual se hace real en el salón de la electrónica IFA de Berlín

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota