Tecnología

Tom Thum

Tom Thum: ‘Para ser ‘beat boxer’, el primer obstáculo a superar es el cerebro’

Actualizado el 28 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Tecnología

Tom Thum: ‘Para ser ‘beat boxer’, el primer obstáculo a superar es el cerebro’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Diego Arguedas O.

Como cualquier adolescente, Tom Thum empezó a experimentar con su cuerpo en la década de los noventa. El australiano encontró un camino atípico hacia la música: se convirtió en su propio instrumento y desde hace años se presenta en escenarios de todo el mundo, armado solo con su cuerpo.

Nacido en 1985 como Tom Horne, el australiano es un beat boxer ; es decir, un músico que solo usa su voz para producir su arte e imitar sonidos y otros instrumentos. Su video en TedX Sydney rompió todos los récords de visitas en Internet para videos TedX. Él llegó al país para participar en la edición local, el TedX Pura Vida 2014. Cree que todos tenemos por dentro el talento para ser beat boxer .

¿Qué puede ofrecerle un ‘beat boxer’ de Australia a una audiencia de Costa Rica?

Es una buena pregunta. Creo que podría mostrarles un pésimo intento de hablar español. Pero ,en serio, pienso que muchas de las presentaciones musicales son actos muy humanos. Te puedes comunicar con personas a otro nivel. He estado trabajando en mi presentación durante la última semana.

Usted comenzó como un artista de grafiti en Brisbon. ¿Es el beat box el grafiti de la música?

Bueno, yo comencé primero patinando, luego pasé al grafiti y finalmente al beat box . Definitivamente es una escena alternativa y como yo era un muchacho muy energético, necesitaba hacer algo que no requiriese de un instrumento, como un lapicero o una guitarra. Con el beat box solo se necesitaba a uno mismo. Era muy accesible.

En su show de Tedx Sídney usted dijo, entre bromas: “Mira mamá, ¡lo logré!”. ¿Cómo reaccionó su familia cuando usted empezó a adentrarse en este campo?

Nunca hubo realmente un futuro para mí en esto. Era un pasatiempo que tenía 100% casual y, conforme pasaron los años, la gente empezó a pagarme y a dejar de decirme que me callara. Fue algo progresivo, que avanzó a pocos. Tal vez no les gustó mucho, pero no tengo una segunda opción, porque no fui a la universidad. Pero no quiero tener otras opciones, quiero que la música lo sea todo para mí. Tal vez regrese a la universidad y estudie producción de música o ingeniería de sonido. Necesito explorar más y me gusta esa incertidumbre de no saber dónde estaré en unos años. En mi mente tengo muchos proyectos que quiero desarrollar.

PUBLICIDAD

¿En qué momento tomó la decisión de dedicarse a esto?

Nunca fue una decisión consciente; fue algo más cercano a comprender algo que antes no entendía. Alrededor del 2007 estaba de tour con el Tom Tom Crew, que era un concepto de circo con percusionistas, acróbatas y otros músicos. Yo era solo uno más, pero fue muy divertido y recorrimos el mundo por seis años. Luego todos empezaron a tener hijos, tomaron trabajos en otros sectores y no tuvimos la oportunidad de seguir.

Ahora que llegó hasta acá, ¿sigue alguna rutina física o mental antes de los conciertos?

Cuando estaba con el Tom Tom Crew, mis presentaciones eran de solo 10 minutos; entonces no eran muy intensivas. Desde que estoy haciendo shows en solitario de una o dos horas, caliento extensivamente mis cuerdas vocales.

¿Y no ha sentido que este aumento le hace mal?

No tanto de presentarse, sino más la vida alrededor de esto. Eso empezó a cobrarme la factura y me costaba llegar a los límites de mi rango. Por eso, es mejor ahora evitar las noches de fiestas en la temporada.

Mucho de lo que hace pasa por la anatomía y el funcionamiento del cuerpo. ¿Le ha puesto atención a esta ciencia?

Realmente quiero hacer algo de investigación en qué hace los sonidos, porque yo sé cómo se hacen, pero desconozco la mecánica. Todavía no he entrado en este campo, porque tengo aún muchísimo que explorar con mi voz, pero, definitivamente, quiero hacer algo.

¿Qué lo mueve a usted como beat boxer ?

Empujar el límite de la creatividad y de lo que uno puede hacer con el beat boxing , no tanto la parte competitiva de la escena. Me interesa pensar más allá de lo conocido, hacer cosas nuevas con mi talento. Ahora quiero empezar con proyectos visuales, y especialmente en la composición hay sonidos que con la ecualización normal de mi voz suenan muy bien.

¿El beat boxing tiene más de creación o de interpretación?

Un poco de cada uno. Yo vengo de ambos mundos. He estado mucho tiempo en la música y puedo trabajar en ambos campos, por necesidad. He aprendido a producir y grabar mi propia música, porque me gusta tener 100% de control creativo sobre mis proyectos.

PUBLICIDAD

¿Cualquier persona puede ser beat boxer ?

Si no tuviera una boca, eso sería un impedimento fuerte. Todos nacimos con este instrumento y para ser beat boxer el principal obstáculo que hay que superar es el propio cerebro. Uno tiene que convencerse a uno mismo que no es tanto de un atributo físico. Cualquiera puede trabajar con lo que tiene, es cuestión de convencerse a sí mismo de que vale la pena convertirse en un beat boxer .

  • Comparta este artículo
Tecnología

Tom Thum: ‘Para ser ‘beat boxer’, el primer obstáculo a superar es el cerebro’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota