Tecnología

Usuarios de Instagram crean sus propias 'normas de etiqueta'

Actualizado el 06 de julio de 2013 a las 10:36 am

Acciones como "subir fotos sacadas con una cámara profesional"es una de las rechazadas por quienes usan la aplicación.

El abuso de hashtags también molesta a los usuarios de Instagram

Tecnología

Usuarios de Instagram crean sus propias 'normas de etiqueta'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Chile

Las condiciones de uso de Instagram son bastante claras: los usuarios no pueden subir contenido violento, ilegal, que incite el odio o que sea calificado como "pornográfico". Tampoco se puede abusar, acosar o amenazar a personas o entidades, ni hacerse pasar por ellas o publicar su información privada. Pero aunque estas reglas están claramente establecidas en el sitio de la compañía, hay otras que están siendo creadas por los usuarios.

Decir que una foto no tiene filtro cuando sí lo tiene molesta a los usuarios de esta aplicación.
ampliar
Decir que una foto no tiene filtro cuando sí lo tiene molesta a los usuarios de esta aplicación. (AFP)

Se trata de las "normas de etiqueta" para la aplicación propiedad de Facebook. Una serie de lineamientos no-oficiales que condenan ciertas acciones en el servicio y que, en su mayoría, buscan hacer que la experiencia sea más agradable o, en muchos casos, con menos spam."De alguna forma, si los usuarios están reclamando, lo están haciendo para mantener viva la función base de la aplicación: compartir fotos con amigos y familiares. Son instantáneas que sacaste en el momento y que para que tengan un toque especial, les aplicas un filtro. Hay que respetar esa regla básica", explica Daniela Chávez, project manager de la empresa de marketing online Modyo.Una búsqueda en internet sobre las "reglas de Instagram" entrega varias páginas como resultado, con normas creadas por los mismos usuarios de la aplicación y que responden a un deseo de mantener viva la funcionalidad básica de la red. Uno de los sitios más claros es "TheRulesofInstagram.com", que incluye cuatro reglas: no poner like a todas las fotos del feed, tomarse un tiempo entre las fotos publicadas, no abusar el uso de hashtags y no subir fotos con barras negras.Las últimas dos "reglas" del sitio son, en general, las más mencionadas. El tema de los hashtags es controversial: si bien ayudan a que las imágenes sean encontradas por más usuarios en la red, ocupan más espacio en la pantalla. Además, algunas personas usan categorías que no corresponden a sus imágenes.Para luchar contra uno de esos usos, los suecos Per Stenius y Oskar Sundberg crearon el sitio "Filter Fakers", una herramienta que detecta a los usuarios que suben imágenes con el hashtag "#nofilter", indicando que no usaron un filtro en su foto aunque, en efecto, sí lo hicieron."Estábamos jugando con la API de Instagram y notamos que podías obtener información sobre qué filtro se usó en una imagen. Como sabemos que #nofilter es uno de los hashtags más populares, hicimos una búsqueda de gente usando un filtro con esa etiqueta y los resultados fueron muy divertidos. Así que decidimos armar este sitio, sólo por diversión", explica Stenius a Emol desde Suecia.La recomendación es "usar bien los hashtags. No usar estas aplicaciones que ponen varios por defecto porque sí. Pero si, por ejemplo, sacaste una foto de un paisaje, que aparezca esa palabra clave", recomienda Chávez.No a las fotos profesionales. La anteriormente mencionada norma en contra de las "barras negras" puede ser vista desde un punto de vista más amplio: un rechazo de ciertos usuarios a las fotografías tomadas con cámaras DSLR, profesionales o semi profesionales. Este tipo de equipos toma fotos en otro aspecto de imagen, no cuadradas como las de Instagram, por lo que al subirlas al servicio, el cambio es reflejado con barras negras.Hay algunos usuarios que deciden cortar la foto, pero para algunos la diferencia en calidad es notoria y atenta contra el espíritu más "amateur" del servicio. "Si llega un fotógrafo y empieza a poner sus fotografías en el sistema, al final se pierde esa gracia de ser todo lo contrario. Pasa de guardar un momento para el recuerdo a empezar a competir con un profesional", explica Daniela Chávez.De todas formas, con el crecimiento del mercado de cámaras que usan Android (como las Galaxy Camera y NX, además de otros equipos de Polaroid y otras marcas), la limitación probablemente pasará a "no usar fotos sacadas en otro dispositivo al usado para subirla".

  • Comparta este artículo
Tecnología

Usuarios de Instagram crean sus propias 'normas de etiqueta'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota