"Juego" calcula cuán alto asciende el aparato a partir del acelerómetro que suelen incluir smartphones

Por: Juan Fernando Lara 9 agosto, 2013
Vista de la página oficial de la aplicación donde se demuestra cómo alguien arriesga la vida de un aparato.
Vista de la página oficial de la aplicación donde se demuestra cómo alguien arriesga la vida de un aparato.

San José

Apple consideró que juego violaba una regla para admitirlo como es animar un comportamiento que podría conducir a dañar un dispositivo basado en iOS

La App Store de Apple rechazó esta semana una aplicación llamada Send Me to Heaven (S.M.T.H., Envíame al Cielo) que anima a los usuarios a lanzar sus teléfonos al aire, lo más alto posible simplemente para imponer la mejor marca respecto a otros jugadores.

La app calcula cuán alto asciende el aparato a partir del acelerómetro que suelen incluir los smartphones. Si el usuario intenta hacer trampa lanzándolo desde un edificio alto, por ejemplo, el programa detectará el truco y mostrará un mensaje de error.

Aparte de la posibilidad de enviar el teléfono a la basura, la aplicación gratuita no ofrece nada más; excepto el placer de usar el aparato con las manos de otra forma distinta a tocar su pantalla y botones.

Disponible en la tienda Google Play, la app sí está por completo disponible para teléfonos y tabletas basadas en Android cuyos usuarios quedan libres de jugar o no según las condiciones expuestas por la página oficial del programa donde aparece una pantalla que el jugador verá siempre antes de cada sesión.

Allí básicamente los desarrolladores se desmarcan de cualquier reclamo por la destrucción de algún dispositivo y depositan toda la responsabilidad en ... ¿adivine? ... acertó: el usuario.

"Apple consideró que el juego violaba una de las reglas para remitirlo como es animar un comportamiento que podría conducir a dañar un dispositivo basado en iOS", afirmó en un correo electrónico el desarrollador del juego, Petr Svarovsky, contactado por el diario The Angeles Times.

Antes de cada lanzamiento, el programa previene al usuario de cuidar su seguridad y la de otros.

Aunque cause extrañeza por el riesgo evidente del software, este ha recibido casi 500 calificaciones en su gran mayoría positivas en la tienda de Google.

En su página de Facebook, la última actualización de marcas muestra en el primer lugar a alguien con 10.57 metros.