Aparato de $99 cuenta con un "ecosistema abierto" que permite mirar una variedad de servicios de video on line, incluídos de los competidores.

 3 abril, 2014
El Amazon Fire TV presentado el 2 de abril en Nueva York.
El Amazon Fire TV presentado el 2 de abril en Nueva York.

Nueva York.

Amazon Fire TV se caracteriza por tener un procesador tres veces más potente que el de Chromecast, Roku o Apple TV, y tiene cuatro veces más memoria.

Amazon busca imponerse como un gigante multimedial con el lanzamiento ayer de un decodificador que permitirá mirar videos en línea en un televisor, pero también escuchar música y acceder a videojuegos.

El gigante estadounidense de las ventas por Internet presentó en Nueva York una cajita negra llamada Fire TV, vendida a un costo de $99.

"Es una pequeña caja con funcionalidades muy amplias" dijo durante su presentación Peter Larsen, un directivo del grupo, quien aseguró que con ella se busca "simplificar" el acceso en televisores a videos on line en streaming, sin descargas.

De este tipo, ya existen varios dispositivos. Google dice haber vendido "millones" de unidades de Chromecast, lanzado en el 2013 en Estados Unidos por $35 y cuya salida al mercado en Europa y Canadá fueron anunciados hace dos semanas.

La firma estadounidense Roku también propone en Estados Unidos un aparato por $49,99, y decodificadores con una variedad de funciones que permiten jugar a aplicaciones como Angry Birds. El sistema Apple TV del fabricante de iPhones y iPads también permite mirar videos.

Larsen se refirió mientras hablaba a las decepciones de los usuarios ante una oferta de contenidos limitada u obligados a esperar un buen rato el inicio de una película. Esto "vuelve frustrante el streaming hoy", opinó.

Amazon Fire TV se caracteriza por tener un procesador tres veces más potente que el de Chromecast, Roku o Apple TV, y tiene cuatro veces más memoria. Y sobre todo, cuenta con un "ecosistema abierto" que permite mirar una variedad de servicios de video on line, incluídos de los competidores.

"Es la manera más simple de mirar Netflix", aseguró Larsen.

El aparato también permitirá escuchar música y acceder a videojuegos en línea, añadiéndole un mando por un costo de 39,99 dólares.

Amazon promociona un acceso a un amplio catálogo de juegos, con títulos como Minecraft y Monsters Univertsity, además de proyectos para que cada usuario desarrolle sus propios juegos.

Cuando fue creado en 1995, Amazon era un simple vendedor de libros en internet, pero la empresa desde entonces amplió su abanico de actividades para aumentar sus porciones de mercado en varios rubros, incluso aún si implica una merma en sus beneficios.

Su volumen de negocios dio un salto el año pasado de 22% a $74.000 millones, pero su beneficio neto fue sólo de $274 millones.

La variedad de productos que se venden hoy en el sitio es muy amplia, desde bienes culturales hasta aparatos electrónicos, pasando por juguetes, ropa, e incluso alimentos.

Amazon también se impuso como un jugador importante en la nube (cloud) de la web, con una gran cantidad de servicios de terceros operados a través de sus servidores.

La caja Fire TV representa una nueva incursión en el mercado informático, después de las tabletas digitales de la gama Kindle.

Amazon no oculta que no busca obtener beneficios con sus tabletas, e incluso se sospechó que las ventas fueran a pérdida. Pero sirven como productos de entrada y le permiten vender luego contenidos digitales (libros, música y videos), en los cuales invirtió mucho en los últimos años.

Amazon invirtió particularmente en los videos en línea. Así, le arrebató a Netflix los derechos de reproducción exclusivos de populares series como "Downtown Abbey" y "24". Y, al igual que su gran rival, se lanzó a producir series originales, con seis nuevos proyectos anunciados esta semana.