Tecnología

Iniciativa de una ONG

Australiano es el primer condenado por pederastia gracias a una niña virtual

Actualizado el 22 de octubre de 2014 a las 05:07 pm

La niña ficticia fue bautizada como 'Sweetie'.

En 10 semanas 20.000 personas de 71 países contactaron a "la menor"

Tecnología

Australiano es el primer condenado por pederastia gracias a una niña virtual

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sidney

 Un pederasta australiano atrapado se ha convertido en el primer condenado gracias a una niña virtual creada por una ONG, informó la organización este miércoles.

El grupo holandés de defensa de los derechos humanos "Terre des Hommes" reveló el uso de esta pequeña creada por ordenador, para atrapar a pederastas.
ampliar
El grupo holandés de defensa de los derechos humanos "Terre des Hommes" reveló el uso de esta pequeña creada por ordenador, para atrapar a pederastas. (Terre des Hommes para LN)

El grupo holandés de defensa de los derechos humanos "Terre des Hommes" reveló en noviembre del año pasado el uso de esta pequeña creada por ordenador, de origen filipino y llamada "Sweetie", para atrapar a pederastas en chats por Internet .

En un periodo de diez semanas, más de 20.000 personas de 71 países han contactado a esta niña virtual de 10 años pidiéndole sexo a través de la cámara web, y más de 1.000 han sido identificados, en países como Australia, Polonia y Estados Unidos.

El primer condenado gracias a esta iniciativa, Scott Robert Hansen, de 38 años, ha sido condenado a dos años de prisión, explicó a la AFP un portavoz del tribunal, aunque el tiempo de prisión fue anulado por los 260 días que el detenido llevaba bajo custodia policial.

Con esta iniciativa, la ONG pretende poner de manifiesto el turismo sexual virtual, una forma de explotación infantil que afecta a decenas de miles de niños en Filipinas, Camboya o Tailandia.

  • Comparta este artículo
Tecnología

Australiano es el primer condenado por pederastia gracias a una niña virtual

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota