Tecnología

Seis de los principales estudios cinematográficos de EE.UU. participan en querella

Hollywood demanda a creadores del portal de archivos Megaupload

Actualizado el 08 de abril de 2014 a las 09:38 am

Demandantes alegan que acusados "​​facilitaron, animaron y se beneficiaron de la infracción masiva de derechos de autor de las películas y programas de televisión" antes de que Megaupload cerrara

Tecnología

Hollywood demanda a creadores del portal de archivos Megaupload

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Una sección de la página de Kim Dotcom con la portada que la revista Wired dedicó al informático alemán en el 2012. (kim.com para LN)

Dotcom permanece en libertad condicional en Nueva Zelanda esperando el arranque de un juicio de extradición a EE. UU. previsto para julio. En el nuevo proceso, también son acusados Mathias Ortmann, director técnico general de Megaupload; y Bram van der Kolk, que supervisó programación.

San José.

La Motion Picture Association of America (MPAA), la organización que agrupa a la industria del cine de EE. UU., presentó ayer una demanda contra los fundadores de Megaupload; el portal para compartir archivos en línea clausurado en el 2012, alegando que los acusados "​​facilitaron, animaron y se beneficiaron de la infracción masiva de derechos de autor de las películas y programas de televisión" antes de que los implicados fueron acusados ​​de cargos federales y Megaupload cerrara.

De inmediato, el hacker e informático alemán Kim Dotcom (conocido como Kim Schmitz y Kim Tim Jim Vestor) arremetió contra Hollywood aduciendo que, como el proceso criminal actualmente abierto por la justicia estadounidense contra de Megaupload, él y sus ejecutivos, la nueva demanda "está llena de tonterías y no tendrá éxito tras el escrutinio de los hechos".

Desde su cuenta en Twitter, Dotcom escribió: "archivos superiores a 100 MB de tamaño no ganaron premios en Megaupload. Hollywood afirma que estábamos pagando a los usuarios por subir películas pirateadas. Estúpido". En otro mensaje, el informático ironizó el caso diciendo: "ahora es David contra Goliath y Godzilla".

Los demandantes, todos parte de la MPAA, son los estudios Twentieth Century Fox Film Corp, Disney Enterprises Inc, Paramount Pictures, Universal Studios Productions, Columbia Pictures y Warner Bros Entertainment Inc.

Dotcom permanece en libertad condicional en Nueva Zelanda esperando el arranque de un juicio de extradición a Estados Unidos previsto para julio. En el nuevo proceso, también son acusados Mathias Ortmann, quien era director técnico general de Megaupload; y Bram van der Kolk, que supervisó programación.

"Cuando megaupload.com fue cerrado en el 2012 por la aplicación de la ley de EE.UU., era por todos los estimados la página web infractora más grande y activa del mundo apuntando a contenido creativo", expresó Steven Fabrizio, Vicepresidente Ejecutivo y Director Jurídico Global de la MPAA en un comunicado.

"Contenido infringido en megaupload.com y sus filiales estaba disponible en por lo menos 20 idiomas y dirigido a una amplia audiencia global. De acuerdo con la acusación del Gobierno, el sitio reportó más de $175 millones en ganancias criminales y costó a los propietarios de los derechos de autor más de $500 millones", agrega el documento.

Recompensa por infringir, argumento de MPAA. El argumento principal de los demandantes es que Megaupload se creó basado en un sistema de incentivos que recompensaba a los usuarios por subir al sitio el contenido más popular de Internet; lo cual era "casi siempre películas robadas, series de televisión y otro contenido comercial de entretenimiento".

El sitio, agrega la MPAA, pagaba a los usuarios basándose en cuántas veces el contenido era descargado por otros. Megaupload no pagaba hasta que el material infringido hubiera sido descargado 10.000 veces. "Megaupload no era un servicio de almacenamiento en la nube en absoluto, era un centro ilegal para su distribución masiva", concluye Fabrizio en el comunicado.

Siempre desde Twitter, Dotcom negó en últimas horas la acusación al señalar que el departamento de Justicia de EE. UU. probablemente obligó a la MPAA a demandar a Megaupload porque ellos iniciaron "esta mierda de guión de Hollywood de ciencia ficción sobre el caso. Vergonzoso."

La demanda de la MPAA se agrega así a una enmarañada batalla judicial que enfrentan Dotcom y sus colaboradores cercanos. Este proceso se inició con el extenso operativo policial contra la piratería informática organizado el 20 de enero del 2012 por el FBI en la mansión que Dotcom alquilaba en la periferia de la ciudad neozelandesa de Auckland.

Megaupload Ltd. y otra empresa vinculada al caso, Vestor Ltd., están inculpadas por la Cámara de Acusaciones del estado de Virginia por violación de derechos de autor e  ntentos de extorsión y blanqueo de dinero; crímenes penalizadas con 20 años de prisión.

Durante esa jornada de enero del 2012, Dotcom quedó bajo arresto junto a tres ejecutivos de Megaupload, sus cuentas bancarias congeladas, sus bienes confiscados, se clausuró Megaupload y también hubo otras detenciones en Europa.

El cierre del sitio en Internet que permitía compartir archivos también generó ese 20 de enero un ataque sin precedentes organizado por el grupo Anonymous contra páginas del Gobierno estadounidense y organizaciones relacionadas con derechos de propiedad intelectual.

  • Comparta este artículo
Tecnología

Hollywood demanda a creadores del portal de archivos Megaupload

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota