Tecnología

Concurso Make It Wearable premió ayer iniciativas innovadoras

Cámara voladora para llevar en la muñeca ganó reto de innovación de Intel

Actualizado el 04 de noviembre de 2014 a las 09:04 am

Prototipo se eleva unos segundos para capturar acción en fotografía o vídeo y luego retorna a su propietario pues es capaz de detectar dónde está

Tecnología

Cámara voladora para llevar en la muñeca ganó reto de innovación de Intel

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Video de la cámara de muñeca Nixie (Intel para LN)

San José

Un equipo de innovadores ganó ayer el reto Make it Weareable de Intel con el primer dron de vestir. Su nombre es Nixie; un dispositivo equipado con una cámara el cual se ajusta a la muñeca como una pulsera y, al toque de un botón, alza vuelo para tomar capturar unos segundos de video y fotografías antes de regresar a su propietario. El invento le valió a sus creadores $500.000. 

Creado por un equipo de EE. UU. y Alemania, Nixie es la creación del investigador Chistoph Kohstall concebida para inmortalizar esos momentos en la vida cuando alguien realmente desea un video o fotografía de algo que está haciendo pero sin tener a alguien cerca para emplearlo de fotógrafo o camarógrafo y cuando el teléfono propio tampoco es una opción. Piense en usted subiendo la pared de una montaña, o descendiendo una ladera cabalgando una bicicleta montañera o rodando sobre el suelo jugando con su familia o mascotas o ambos.

Kohstall afirma que el aparato sabe dónde se localiza el dueño y, tras unos segundos suspendido, regresa a este quien puede tomarlo en pleno vuelo y a continuación  colocarlo en su muñeca en su forma de brazalete.

Intel introdujo el concurso el año pasado en el Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas, como una forma de impulso al talento e innovación aplicada a la computación de vestir como camino para crear nuevos y mejores dispositivos tecnológicos.

El segundo premio, el cual recibió $200.000, fue para Open Bionics, liderado por un equipo británico que desarrolla una mano biónica de bajo costo la cual se esculpe a la medida del usuario con impresoras 3D. Joel Gibbard, fundador de Open Bionics, aseguró que su objetivo es llenar el hueco en el mercado para prótesis con alta funcionalidad y bajo costo.

El tercer equipo (obtuvo $100.000), fue el de ProGlove; guante inteligente que aspira a aumentar la productividad en las cadenas de montaje y el cual alerta al trabajador de situaciones peligrosas: como cuando una pieza está muy caliente, o le indica si ha ensamblado bien una pieza y su nivel de cansancio.

  • Comparta este artículo
Tecnología

Cámara voladora para llevar en la muñeca ganó reto de innovación de Intel

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota