Tecnología

Tabletas y teléfonos inteligentes centran ataques informáticos

Criminales explotan negligencia de usuarios en aparatos móviles

Actualizado el 12 de abril de 2013 a las 12:00 am

Desconocimiento de riesgo y desdén a ajustes en seguridad multiplican el riesgo

Sistema Android es blanco principal e incrementa auge del ‘software’ malicioso

Tecnología

Criminales explotan negligencia de usuarios en aparatos móviles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                 | DOMINICK BALTODANO
ampliar
| DOMINICK BALTODANO

Ni su mamá ni su pareja ni su peor enemigo saben tanto sobre usted como su smartphone .

Allí descansan contactos personales, imágenes, a qué se dedica, qué acostumbra ver en línea y accesos bancarios quizás escritos en una nota o tarjeta de contacto.

Aun así, hurtar la esencia digital de alguien (o sacarle dinero) es sencillo pues los afectados ignoran el riesgo. Esto facilita todo a los delincuentes a falta de cuidados básicos y sentido común.

La mayoría de aparatos infectados usan el sistema Android de Google. Por su naturaleza más abierta, las aplicaciones pueden bajarse desde donde sea. Es distinto en aparatos con iOS de Apple: las apps provienen solo de la tienda oficial. Eso sí, iPhones y iPads no están libres de riesgo.

En el mercado de smartphones (estimado en 1.000 millones para finales del 2013), Apple posee un 22% del segmento mientras Android el restante 70%.

Lookout , firma de seguridad para móviles, estima en 18 millones los usuarios de Android que se toparán con malware ( software malicioso) entre inicios del 2012 y finales de este año.

Virus, gusanos, troyanos y bots son tipos de software que dañan, interrumpen, roban o cometen alguna acción ilícita dirigida a datos privados, servidores o redes.

En su último informe de seguridad en móviles , Lookout advierte de que la industria del malware maduró y hoy es un modelo viable de negocios para el hampa.

Lo más rentable es el fraude telefónico: una persona instala una app fraudulenta y sin saberlo esta envía en secreto mensajes desde el dispositivo a un servicio que, en complicidad con los infractores, provoca cargos a la cuenta telefónica del distraído cliente.

El 72% de malware detectado por Lookout en el 2012 fue fraude telefónico aún y cuando se requiere acción y permiso del usuario para instalar esos programa. Ahí está el peligro: en el humano.

Dicen sí a todo. Expertos en seguridad informática consultados por La Nación, creen que los dueños de estos artefactos prestan poca atención a la seguridad en ellos o los creen “mágicamente” protegidos.

“Conocí a alguien que autorizó a una aplicación acceso a sus contactos. Aparte de los personales, bajó todas las señas de altos ejecutivos en su empresa que fueron luego enviados a un desconocido”, explicó Martin McKeay, experto en seguridad digital de la firma de tráfico y optimización de contenido en Internet, Akamai Technologies .

PUBLICIDAD

McKeay destacó que la amenaza es genuina y creciente. Incluso a gran escala atenta contra la salud general de toda la Internet.

Estadísticas de Akamai indican que los ataques mundiales de denegación de servicios (esos que vuelven inaccesibles servicios o recursos a usuarios legítimos) pasaron de 250 durante el 2011 a 768 reportados el año pasado.

“Hasta un niño usa un iPad. Antes la gente tomaba clases de cómo usar computadoras y sus cuidados, hoy no. Estas máquinas son tan intuitivas que no se requiere instrucción y ahí es cuando se olvidan cuidados básicos”, explica Alonso Ramírez, gerente de Seguridad Informática del grupo de consultoría y asesoría financiera Deloitte.

Ramírez confirmó que en Costa Rica las incursiones contra móviles son “muy rentables” para los agresores y su frecuencia se multiplica. En el país, apunta, estos ataques persiguen los datos de las víctimas para luego robares dinero.

Hace meses, agrega, el área de seguridad informática en Deloitte atendía unos cinco casos de incursiones contra aparatos móviles. Hoy van por unas 15 mensuales. La mejor táctica, dicen los expertos, dudar y fijarse en quién llama a la puerta de su ombligo digital. Dos letras marcan la diferencia.

  • Comparta este artículo
Tecnología

Criminales explotan negligencia de usuarios en aparatos móviles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota