Tecnología

Aparatos, por lo general, demandan usar solamente uno o dos dedos

Abuso de pantallas táctiles causa fallas motrices en niños

Actualizado el 20 de marzo de 2017 a las 12:00 am

Tomar el lápiz con tres dedos, abotonarse o cortar con tijeras, son algunas de las acciones que se dificultan

Tecnología

Abuso de pantallas táctiles causa fallas motrices en niños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Más que prohibir los dispositivos, se requieren espacios para que los niños usen el resto de los dedos en sus juegos. ( Foto con fines ilustrativos ). | GRACIELA SOLÍS

Los niños de hoy parece que nacieron con la tecnología incorporada en su código genético. Desde antes de hablar o caminar muchos ya saben utilizar los celulares y las tabletas como si fueran expertos.

Con pleno conocimiento de esta realidad, los especialistas lanzan una alerta: por el abuso que se da con tales dispositivos, muchos menores presentan problemas o retrasos en el desarrollo motriz.

Así lo aseguran expertos del Hospital Nacional de Niños de Costa Rica, así como del Instituto de Neurología Cognitiva de Argentina y del Hospital de Pediatría Garrahan en ese mismo país.

¿A qué se debe esta aseveración? Pediatras, terapeutas y hasta educadores apuntan a que gran parte de la responsabilidad recae en que este tipo de aparatos digitales solo estimulan a los menores a utilizar uno o dos dedos para desplazarse sobre la pantalla.

No ocurre lo mismo con los juegos tradicionales, como construir con tucos y armar rompecabezas o pintar. En estos, los chiquitos ejercitan los músculos de distintos dedos o bien, de la mano completa, lo que le permite a su cerebro activar mayor número de conexiones neuronales.

Dedos y manos torpes

Laura Olivera, psicopedagoga del Hospital de Pediatría Garrahan, de Argentina, expone el problema de la siguiente manera: “muchas de las dificultades que presentan los ‘niños digitales’ se visualizan en el desarrollo gráfico. Son chicos que no se ubican en el renglón, con caligrafía ilegible o con tamaño de letra desproporcionado. En las manos, también tienen problemas para la coordinación de los dedos, dificultad para que ambas manos trabajen juntas y falta de destreza y fuerza”.

Parecido piensa Max Figueroa, pediatra y psiquiatra infantil del Hospital Nacional de Niños. Según afirmó, el trabajo cognitivo que los menores realizan para hacer movimientos básicos y claves, como la pinza (utilización de los dedos índice, pulgar y del medio), solamente se estimula con el movimiento de todos los dedos, la mano e incluso los brazos.

“La falta de entrenamiento en todos los dedos y las manos a corta edad podría afectar la coordinación visomotora de otras sencillas acciones que involucran la motora fina y formarán parte de la rutina diaria, como amarrarse los cordones de los zapatos”, dijo Figueroa.

Cerebro, clave

Con respecto a este tema, es necesario tomar en cuenta que al aprender, todas las áreas del cerebro se activan. En este órgano surgen las órdenes que dirigen a los músculos para activar movimientos.

Se conoce como motora fina a la capacidad para realizar movimientos pequeños y precisos al utilizar los músculos finos de la mano, las muñecas, los dedos, los pies, los dedos de los pies, los labios y la lengua. En todo esto, la coordinación entre el ojo y la mano resulta protagónica.

Es decir, se requiere de una armonía de funciones neurológicas, esqueléticas y musculares para la producción de movimientos precisos.

Esta precisión al accionar, se da en la medida en que el sistema neurológico madura.

La experta en estimulación temprana Carolina Monge explicó que al estimular la motora fina (al darle un objeto a un niño pequeño para que lo agarre), se activa también la motora gruesa (se desarrollan juntas).

Así, cuando se produce una estimulación y una criatura aprende, la información no va solo a un canal. También se generan datos que se almacenan en todas las áreas del cerebro, para realizar un aprendizaje significativo.

Según ella, un dispositivo que solo invite a los niños a usar un solo dedo (o dos), hace que no se ejerciten los músculos necesarios para que se produzca el desarrollo de movimientos fluidos, armoniosos y controlados.

Más allá de prohibir la tecnología, lo que conviene entonces es evitar el abuso y abrir espacios para que los menores practiquen ejercicios o juegos que les permitan potenciar todo tipo de habilidades motrices.

  • Comparta este artículo
Tecnología

Abuso de pantallas táctiles causa fallas motrices en niños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota