Dos arrieros los encontraron llenos de musgo y desgastados

Por: David Delgado C. 7 marzo, 2013

Un par de zapatos, tipo burro, hallados cerca de la laguna San Juan, en el Parque Nacional Chirripó, reactivó el caso del estudiante de Agronomía de la Universidad de Costa Rica, Nelson Alvarado Montoya, quien desapareció allí desde el 6 de enero del 2011 .

Los arrieros Juan Carlos Ureña y David Fallas encontraron los zapatos el martes de la semana pasada en el lugar conocido como Tortuga, mientras preparaban el camino para periodistas que realizaron en esos días una caminata por el cerro junto con un equipo del programa Conozcamos Costa Rica .

Ureña, quien es presidente de la Asociación de Arrieros, Guías y Porteadores, explicó que los zapatos estaban a escasos 400 metros de la laguna, y se observaban con musgo y desgaste por el tiempo.

Agregó que ellos los dejaron en el mismo sitio pues sospecharon que podrían pertenecer a Alvarado, por lo que avisaron de inmediato a las autoridades del parque.

Para hoy, a las 2 a. m., ingresaría un grupo de 12 personas, entre agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), policías de la Fuerza Pública, brigadistas de la Cruz Roja y miembros del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

Gilberth Dondi, de la Cruz Roja, manifestó que la incursión de 19 kilómetros será para que los agentes del OIJ realicen el levantamiento y embalaje de los zapatos; así como un rastreo en conjunto por la zona, para buscar otros indicios.

Dondi enfatizó en que, por ahora, no está confirmado aún que los zapatos sean del universitario pues habrá que esperar las pesquisas judiciales.

Wálter Alvarado, hermano de Nelson, aseguró vía telefónica a La Nación que el OIJ avisó ayer a la familia sobre el operativo que se realizaría hoy en el parque.

“No se sabe aún si son o no son. Queremos esperar a que haya un resultado. Ellos (el OIJ) estaban tratando de hablar con mi hermano, el que denunció la desaparición, para conocer las características de los zapatos que andaba Nelson”, manifestó.

Nelson era voluntario de la UCR. El día de su desaparición fue al cerro con un amigo a ver el amanecer. Según dijo esta persona a la familia Alvarado, cada uno tomó un camino distinto. Colaboró el periodista Hugo Solano.