Adulto y niño estuvieron a punto de morir dentro de un vehículo

 2 septiembre, 2015

Un patrón atmosférico sumamente inestable propició fuertes ráfagas de viento en Limón, que botaron árboles y tendido eléctrico en Guápiles y sectores aledaños.

Un árbol cayó a las 11:50 a. m. sobre un vehículo en calle Los Sauces de Pococí y estuvo a punto de causar una tragedia.

El evento generó movilización de cruzrojistas y bomberos ya que el árbol literalmente aplastó un Honda Civic donde viajaba su chofer y un menor de edad.

El hombre de 60 años y el niño se salvaron de milagro porque además de la caida del árbol, un enjambre de abejas africanizadas cuya colmena estaba cerca envolvió el carro por completo.

Según su chofer, Sergio Castro, él iba hacia la escuela a dejar a un estudiante cuando pasó un gran viento y en segundos el árbol que estaba al lado de la vía cayó sobre el carro.

Más de seis horas estuvieron sin corriente vecinos de varios sectores en el centro de Guápiles por las secuelas de los vientos.
Más de seis horas estuvieron sin corriente vecinos de varios sectores en el centro de Guápiles por las secuelas de los vientos.

El menor se lanzó por la ventana, huyendo de las abejas que aparecieron de inmediato, indicó Castro.

De igual manera, en el centro de Guápiles se presentaron dos emergencias más con árboles que derribaron varios postes del tendido eléctrico y dañaron propiedades y vehiculos cerca del aeropuerto y por el sector del cementerio.

En la tarde, personal del Instituto Costarricense de Electricidad, con ayuda de Bomberos y Policía de Tránsito trabajaban para restablecer el servicio de electricidad en varios sectores y para remover árboles y rehabilitar el paso. Los empleados del ICE dijeron que el sector estaría sin corriente unas seis horas.

Los vientos seguirán con algunas ráfagas fuertes en el Pacífico norte, el Valle Central y las zonas montañosas, con velocidades máximas entre 40 y 60 kilómetros por hora.
Setiembre arranca lluvioso. De acuerdo con el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) en la tarde de este miércoles la actividad lluviosa fue intensa en el Pacífico central y sur.

En el Valle Central, la península de Nicoya, la zona norte y las montañas del Caribe, se presentaron aguaceros de forma aislada. Se estima que las precipitaciones pueden prolongarse a las horas de la noche, especialmente en el Pacífico.

Liberia, en Guanacaste, sigue sin lluvias, como ha sido lo usual este año.

Para mañana jueves, el IMN indicó que llas condiciones atmosféricas son muy propensas a generar más lluvias en el territorio nacional debido al aporte de humedad desde ambos sectores marítimos.

Durante la mañana se esperan temperaturas cálidas que favorecerán la evaporación, creando un ambiente bochornoso. Las precipitaciones podrían presentarse desde la mañana cerca de la costa del Caribe.

En la tarde se esperan aguaceros en la vertiente del Pacífico, Valle Central y de forma más aislada en la zona norte, donde habrá lluvias acompañadas de tormentas eléctricas.

Etiquetado como: