Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 23 febrero, 2013

Un vehículo de marca Suzuki Grand Vitara colisionó ayer con otro auto cargado de huevos y se incrustó en el local de un negocio de comida china.

Afortunadamente, el accidente no dejó heridos graves, pero sí dañó inmuebles del comercio y acabó con el cargamento de huevos.

La colisión ocurrió ayer alrededor de las 12:30 p. m. en San Juan de Tibás, San José, a 100 metros del BAC de esa localidad.

El auto, que se introdujo en la soda Hui Kang, era conducido por un hombre de 67 años de edad, quien portaba una muleta. Luego del suceso, él no quiso dar declaraciones a la prensa.

El conductor habló con la Policía de Tránsito y aseguró que otro carro se le atravesó, por lo que él intentó esquivarlo.

En ese momento, según dijo a las autoridades, el vehículo marca Subarú, con el cargamento de huevos, venía de frente.

“Lo que el conductor indicó es que un tercer vehículo lo obstruyó y en la maniobra para esquivarlo chocó de frente con el Subarú y luego colisionó con el restaurante”, explicó el oficial de Tránsito, Jorge Fonseca.

El chofer del automóvil Subarú era un hombre de apellido Zeledón, quien recibió atención médica pues presentaba golpes leves. Otra persona que viajaba con él también fue atendida.

Dentro del negocio solo estaba una mujer oriental, quien era la encargada en ese momento. Una amiga de la dependiente aseguró que esta casi no hablaba español.

Las instalaciones del local quedaron destruidas casi por completo. Los bomberos de la localidad revisaron que el cableado electrónico no ocasionara fuego.