Foránea aseguró que auto invadió vía por la que viajaban las víctimas

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 20 abril, 2013

Una conductora acusada por la muerte de una pareja de motociclistas fue absuelta ayer por el Tribunal Penal de Puntarenas, debido a las dudas generadas por el testimonio de una extranjera que dijo haber visto el accidente.

La acusada, de apellido Ramírez, afrontaba una causa por homicidio culposo por un percance ocurrido el 13 de enero del 2008 en Quebrada Ganado, en Garabito de Puntarenas.

Las víctimas fueron los novios Juan José Morales, de 29 años, y Paula Coto Valerín, de 20, quienes viajaban en una moto.

Carole Mintzer, la estadounidense que presenció el accidente, aseguró que el auto conducido por Ramírez viajaba en sentido contrario, invadió la vía y colisionó a los motociclistas.

Mintzer vino al país a declarar el pasado 21 de febrero, luego de haber hecho varios intentos por contar lo sucedido, pero, según dijo, no había sido escuchada.

Ayer, al emitir el fallo, los jueces Adán Campos, María Isabel Villalobos y Rónald Nicolás no dieron credibilidad a todo el testimonio de la foránea.

El Tribunal no ahondó en las razones, pues la sentencia integral será dada la próxima semana.

Jorge Rodríguez, abogado querellante de la familia de las víctimas, consideró que los jueces solo tomaron en cuenta un informe pericial.

“Nosotros ya conocíamos ese informe y por eso presentamos el testimonio de la extranjera, quien vio que la moto nunca hizo ninguna maniobra”, explicó Rodríguez, quien había pedido una pena de 16 años de cárcel para la conductora implicada.