Por: Carlos Arguedas C. 21 enero, 2013

Tres temblores, uno de 4,5 y dos de 4,4 grados de magnitud de momento (Mw), se produjeron ayer en la tarde en el sector costero de la península de Nicoya, sin que ninguno produjera daños.

La Red Sismológica Nacional (RSN), de la Universidad de Costa Rica (UCR), informó de que el primero de los sismos ocurrió a las 2:38 p. m. y fue localizado 21 km al suroeste de Sámara. Tuvo una profundidad de 5 km y lo generó el proceso de subducción, es decir cuando la placa de Coco se introduce debajo de la Caribe.

Este movimiento fue reportado como sentido en Sámara, Santa Cruz, Nicoya, Hojancha, Cartagena, Nosara, y de forma leve en Esparza, Puntarenas.

El segundo sucedió a las 3:05 p. m. con 4,4 Mw y el epicentro lo situaron 8 km al este de Puerto Carrillo, en Hojancha. Sucedió a una profundidad de 14,7 km. También lo originó el choque de placas.

Lo sintieron en Nicoya, Sámara, Nandayure, Veintisiete de Abril, Hojancha, Paquera, playa Bejuco y, en forma leve, en Esparza, Puntarenas y Barva, Heredia.

El tercero fue a las 4:01 p. m. con 4,4 grados de Mw, epicentro 15 km al suroeste de Puerto Carrillo, Hojancha, originado por el proceso de subducción de la placa Coco.

Sucedió a una profundidad de 10 km. Lo reportaron como sentido en las comunidades de la península de Nicoya.

Los tres movimientos y otro sucedido el viernes por la noche son réplicas del terremoto de Sámara de 7,6 sucedido el 5 de setiembre del 2012.

Según la RSN, se trata de una actividad normal que podría prolongarse durante varios meses de manera esporádica.