Por: Diego Castillo 19 abril, 2016
Hombre de 25 años, de apellidos Chavarría Araya, detenido en su casa frente al bar La Chaparra, en San Isidro de Alajuela
Hombre de 25 años, de apellidos Chavarría Araya, detenido en su casa frente al bar La Chaparra, en San Isidro de Alajuela

Tres hombres y una mujer figuran como sospechosos de cometer estafas con tarjetas de crédito por un monto de ¢ 75 millones en perjuicio de costarricenses y extranjeros.

La Sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo a los cuatro sospechosos la mañana de este martes en cuatro allanamientos simúltaneos a viviendas en Alajuela, San José, Escazú y Guadalupe. En los allanamientos se decomisó equipo de cómputo.

Los imputados son un hombre de apellidos Chavarría Araya, de 25 años, detenido en San Isidro de Alajuela; otro sujeto de apellidos Alemán Franco, de 50 años, hallado en su casa en San Francisco de Dos Ríos, en San José; y un estadounidense, nacionalizado costarricense, de apellidos James Trueba, de 24 años, detenido en El Carmen de Guadalupe.

La mujer, identificada con los apellidos Angulo Carvajal, tiene 21 años y fue localizada en su casa en Escazú, indicó la oficina de prensa del OIJ.

Según la investigación judicial, a estas personas se les vincula con al menos seis causas, donde los ofendidos son personas jurídicas y físicas, estas últimas costarricenses y extranjeros de Panamá, Estados Unidos y Europa.

Al parecer, los imputados robaban los datos de las tarjetas bancarias de las víctimas, los cuales clonaban en otra tarjeta y esta la utilizaban para realizar compras en comercios.

Uno de los sospechosos es especialista en la extracción de datos de tarjetas, mediante el uso de un aparato llamado skimmer. El OIJ informó de que el perjuicio económico ronda los ¢ 75 millones.

A los cuatro se les acusa de cometer el delito de estafa informática por medio de tarjeta clonada. La Policía Judicial lleva cuatro meses investigando este caso.

Los sospechosos fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público, para que se les determine su situación jurídica.