Por: Carlos Láscarez S. 22 enero, 2013

El viaje de 180 pasajeros que se dirigían hacia Heredia se vio interrumpido ayer, luego de que un taxi Toyota Corolla, conducido por Noé Gutiérrez Bravo, de 68 años, colisionó contra la máquina del tren.

El choque ocurrió a las 5:15 p. m. en el límite entre Tibás y Calle Blancos, 100 metros al sur del antiguo motel El Edén (Hotel de Paso Ruta 32). Como usuaria del taxi viajaba Gloriana Rodríguez Aráuz, de 31 años, quien lo había abordado en Moravia con rumbo hacia el edificio Plaza Rofas, en San José.

El maquinista del Incofer, José Castillo, dijo que el taxi se le atravesó y no pudo evitar el golpe.