Por: Carlos Arguedas C. 18 abril, 2013

El Juzgado Penal de Alajuela elevó ayer a juicio el caso de un sujeto que mató a su exesposa y a un amigo de ella, luego de encontrarlos en una vivienda en la urbanización Las Palmas de Rincón Chiquito de La Guácima, Alajuela.

El implicado en este proceso es un individuo de apellido Fernández, de 45 años de edad.

La Fiscalía asegura que el 18 de noviembre del 2012 este sujeto mató a Lucy Eleana Ramos Morales, de 31 años, y a Jonathan Ramírez Fennel, de 33.

De acuerdo con la acusación, las víctimas fueron atacadas a balazos y con un puñal.

Razonamientos. La decisión de elevar a juicio la adoptó la jueza Shirley Ugalde tras considerar que el acusado es una persona normal y que puede enfrentar un debate por dos delitos de homicidio calificado.

Ese criterio lo emitió pues la defensa, a cargo del abogado Javier Vargas, insistía en que su cliente no es apto para un juicio porque estuvo internado en el Hospital Nacional Psiquiátrico y en cinco ocasiones intentó quitarse la vida.

“Estamos alegando que el acusado actuó en un estado de emoción violenta pues al llegar a la casa encontró a su exesposa acostada en la cama con otro hombre”, afirmó.

Vargas destacó que, al menos, logró que su representado sea valorado por el Consejo Médico-Forense, con el fin de que su dictamen pueda aportarse durante el juicio.

Mientras, Rodrigo Araya, abogado de la familia de las víctimas, se mostró satisfecho por la decisión de la jueza, pues dijo que también se rechazó una gestión para que se dictara un sobreseimiento.

“Para la jueza el imputado está capacitado mentalmente para enfrentar el juicio”, afirmó.