Tribunal de Flagrancia ordenó su captura desde el 18 de febrero por robo

Por: David Delgado C., Alonso Mata Blanco 13 abril, 2013

Darwin Chavarría Estrada, de 31 años, llevaba 53 días de andar en fuga cuando fue asesinado a balazos en la entrada al precario Pueblo Nuevo en Zapote, San José.

El homicidio ocurrió ayer alrededor de las 11 a. m. en un lote baldío ubicado detrás de un motel, muy cerca de la casa de habitación de la víctima.

El sujeto tenía al menos un balazo en la espalda, según confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Los paramédicos de la Cruz Roja intentaron estabilizar al individuo durante 30 minutos, pero ya estaba en paro cardiorrespiratorio y murió en el sitio.

Según contaron algunos vecinos, que no quisieron ser identificados, Chavarría había recibido amenazas de muerte por parte de otro habitante del mismo precario.

Captura. La Fiscalía de Flagrancia de San José había acusado a Chavarría y a otro hombre, de apellidos Chanto Quirós, por el delito de robo agravado. Pese a que se había solicitado prisión preventiva para ambos, el Tribunal rechazó la solicitud y los dejó en libertad.

Ambos fueron citados para la continuación de una audiencia, pero solamente se presentó Chanto, por lo que la Fiscalía no pudo acusar a Chavarría, ya que al estar ausente la ley no lo permite.

Desde el 18 de febrero, el Tribunal de Flagrancia de San José declaró reo rebelde a Chavarría, quien acumulaba varias detenciones por robo, y ordenó su captura. En el caso de Chanto, el Tribunal lo condenó a prisión.