Zona y tipo de sismo impidieron generación de grandes olas.

 6 septiembre, 2012

San José (Redacción). El tipo de sismo y la zona donde se produjo fue lo que impidió la creación de grandes olas que hubieran afectado las costas del Pacífico de Costa Rica y América.

Así lo explicaron científicos del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori), quienes aclararon que el que no haya habido granas olas no quiere decir que no haya habido un sunami.

Según el sismólogo Marino Protti, el terremoto se originó en una zona muy amplia que incluye buena parte debajo de la península de Nicoya y no tanto debajo del lecho marino.

A eso se le agrega que el tipo de movimiento no fue el que normalmente genera un gran sunami. Ese movimiento es cuando el lecho marino baja bruscamente y genera una onda.

En este caso, lo que hubo fue un movimiento de subducción de la placa de Cocos debajo de la de Caribe. El movimiento produjo ondas, pero no del mismo tipo, lo que generó un sunami catalogado por Protti como “pequeño”.