Por: Carlos Arguedas C. 23 abril, 2012

San José (Redacción). El Sindicato de Funcionarias y Funcionarios de Dirección General de Hacienda espera que el allanamiento realizado hoy por parte de oficiales del OIJ no corresponda a una "cacería de brujas" o que se esté tratando de intimidar al personal hacendario.

En un boletín de prensa el gremio informó que si bien estas acciones en principio generan zozobra y preocupación en los trabajadores, en Costa Rica, existe el principio constitucional de inocencia, por lo que el hecho de ser investigado no significa ser responsable o culpable como se ha interpretado en algunas ocasiones.

Mencionaron que en lo que respecta a los funcionarios de la Dirección General de Hacienda “ no nos cabe duda que han hecho un uso correcto de la información tributaria, de uso frecuente y previamente autorizado por sus funciones y cargos.

En el comunicado de prensa afirmaron que de las publicaciones realizadas en los medios escritos, televisivos y otros, se concluye como un resultado positivo el hecho de quitar la venda para hacer evidente relaciones e implicaciones negativas de la clase política de este país.

María de los Angeles Ramírez, secretaria del sindicato y quien firma el documento, dijo que hay mucho por mejorar en materia de cultura tributaria, para lo cual los trabajadores base de la institución y los de carrera administrativa siempre han estado disponibles.

Este pronunciamiento esta relacionado con el allanamiento que hicieron oficiales del OIJ a varias de las oficinas de la Dirección General de Hacienda, en relación con accesos al Sistema de Información Tributario, supuestamente relacionados con suministro indebido de información tributaria a un medio de comunicación. Esta investigación señala la supuesta participación

de doce funcionarios.