Por: Carlos Láscarez S. 29 septiembre, 2015
Los cauces de ríos cerca del volcán están erosionados. | ARCHIVO LN
Los cauces de ríos cerca del volcán están erosionados. | ARCHIVO LN

Luego de su última erupción, ocurrida hace dos meses, el volcán Turrialba permanece en un periodo de calma en su actividad eruptiva y sísmica, informó la Red Sismológica Nacional (RSN ) de la UCR.

Aunque la emisión de gases y fumarolas todavía se presenta constante, la vegetación cerca del cráter ha comenzado a recuperarse.

Guillermo Alvarado Induni, vulcanólogo de la RSN, comprobó durante una visita, el 24 de setiembre, que hay pequeños derrumbes en la pared suroeste del cráter activo. Además, existen dos lagos nuevos; uno cratérico verde grisáceo en el cráter central y otro gris turquesa en la terraza volcánica interna.

“Estamos en un periodo muy tranquilo. Se ve mucha emanación de gases, de vapor de agua y actividad sísmica de muy poca energía”, dijo Mauricio Mora, especialista en Sismología.

Etiquetado como: