Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 2 octubre, 2013

Los residentes se turnan para protestar día y noche. | JORGE CALDERÓN.
Los residentes se turnan para protestar día y noche. | JORGE CALDERÓN.

Cuatro vecinos del barrio El Molino, en Cartago, fueron detenidos el lunes tras protestar por la colocación de una antena de telecomunicaciones de la empresa Claro.

La Fuerza Pública los apresó pues, supuestamente, arremetieron contra oficiales.

Kattia Chavarría, directora de la Policía de Cartago, informó de que los vecinos pretendían impedir el ingreso de la maquinaria que construiría la torre.

“Desde hace mes y medio, estos vecinos obstruyen el paso. Ayer (lunes), se les pidió dar paso a funcionarios del Ministerio de Salud para que fumigaran una fosa que abrió Claro y volvieron a impedir la entrada”, dijo Chavarría.

Los policías hicieron un desalojo y, al parecer, eso causó un enfrentamiento. “Se golpeó a oficiales y detuvimos a cuatro adultos; entre ellos, a una abogada que golpeó y escupió a una mujer oficial”, dijo la directora.

La oficina de prensa del Ministerio Público comunicó que solo hay dos imputados, de apellidos Masís y Mora. La Fiscalía de Flagrancia los identificó y fijó una audiencia para el lunes.

Desacuerdo. Grettel Von Herold, representante de los vecinos, sostuvo que el grupo se opone porque las irradiaciones de la torre afectan la salud.

Carolina Sánchez, de la empresa Claro, comunicó que la compañía obtuvo los avales y contrató a un proveedor, pero que los residentes no han permitido el trabajo.

Manuel Martínez, de la Dirección de Urbanismo de la Municipalidad, confirmó que Claro cumplió con todos los requisitos.

Etiquetado como: