Por: Carlos Arguedas C. 13 noviembre, 2016

Cerca de 25 rescatistas, entre cruzrojistas, guardaparques y policías, debieron arriesgar sus vidas para buscar y sacar, los días 2 y 3 de abril de este año, a una turista china que se desmayó y se perdió al realizar un viaje ilegal al cráter del volcán Poás.

La afectada, Vainilla Sivenkova Wen, dijo a las personas que la sacaron que había ingresado por Bajos del Toro, en Valverde Vega. Alegó que lo hizo sola, con la intención de encontrar un lugar apropiado para tomar excelentes fotografías.

Explicó que cerca del mediodía del 2 de abril, posiblemente debido a la presencia de gases emanados por el volcán, se sintió mareada y se desmayó. En la noche se recuperó, pero estaba desorientada, por lo que llamó al sistema de emergencias 9-1-1.

Los rescatistas entraron poco después, mas no la localizaron.

No fue hasta la madrugada del 3 de abril que la hallaron a 200 metros del cráter. Las 18 horas de búsqueda de esta foránea, en las que los rescatistas se dividieron en dos turnos, tuvo un costo de ¢1.850.000, detalló la Cruz Roja.

La entidad comunicó que en otras ocasiones han recibido llamadas por caminantes extraviados cerca del Poás, y que cuando se están preparando para iniciar la búsqueda, los afectados avisan que ya lograron salir.