Por: Carlos Arguedas C. 21 julio, 2015

La Policía Municipal clausuró, este lunes, de forma preventiva tres negocios en el barrio chino, en el centro de San José, por vender productos de contrabando.

Deytel Beita, jefe de Operaciones de ese cuerpo policial, dijo que la medida se tomó porque se encontraron medicamentos que incumplieron con las normas de ingreso al país, productos sin etiquetas en español como lo exige la ley, así como licores cuyo grado de alcohol excede las normas vigentes.

Irving Malespín, director de la Policía de Control Fiscal (PCF) del Ministerio de Hacienda, manifestó que el operativo continuará hoy martes.

“El trabajo se suspendió porque encontramos mucha mercadería de contrabando. Volvemos para contar los productos y decomisarlos” explicó.

El funcionario manifestó que este es un trabajo realizado por varias policías y se ejecuta en locales comerciales donde previamente se determinó que tienen para la venta productos que ingresaron ilegalmente al país.