Por: Carlos Arguedas C. 21 septiembre, 2016

Una familia de Limón es investigada por la Policía Judicial como sospechosa de enviar pornografía infantil a Suiza.

El hecho lo hizo público este martes Cristian Montenegro Guevara, jefe de Investigaciones Criminales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El jefe policial dijo que la alerta la recibieron desde la sede en Suiza de la Policía Internacional (Interpol).

Según la información, el 24 de agosto pasado, las autoridades suizas detectaron una dirección IP (dispositivo que identifica a cada computadora y es único en la red de Internet) registrada en Costa Rica, desde la cual se estaba enviando material de pornografía infantil.

Oficiales de la sección de Delitos contra la Integridad Física, Trata y Tráfico del OIJ, ubicaron que la dirección IP estaba ubicada en barrios Los Corales Uno, en el centro de Limón.

Los agentes allanaron este mismo martes el lugar donde, según el informe policial, hay dos viviendas ocupadas por una familia costarricense de la cual no se dieron mayores detalles.

Montenegro manifestó que durante el operativo decomisaron 12 dispositivos electrónicos, como computadoras, teléfonos, tabletas y llaves de almacenamiento USB.

Explicó que por el momento se desconoce el contenido en esos dispositivos. El jerarca se negó a responder si en el lugar hallaron material, como fotografías, que sean un indicio de que efectivamente desde allí se envió el material prohibido.

A las autoridades judiciales les llamó la atención de que en el lugar se encontrara una arma hechiza, tipo escopeta.

Como sospechoso de ser el dueño del artefacto se detuvo a un individuo de apellido Artavia, de 37 años, a quien se le abrió un proceso por el delito de tenencia de arma prohibida.