Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 17 marzo, 2014

El 18 de febrero, Avisai Álvarez (de 30 años) estaba en su trabajo, en la Universidad de Costa Rica, en Montes de Oca, cuando recibió una llamada de un sujeto que dijo ser investigador policial.

El hombre que lo llamó lo alertó de que, desde hacía unos tres meses, una línea prepago de Movistar que estaba a su nombre se utilizaba para hacer amenazas.

También le dijo que el número había sido empleado 15 días antes para hacer nuevas llamadas amenazantes.

Las líneas telefónicas prepago tienen precios que están entre los ¢500 y ¢1.000. Los usuarios las cargan con montos variados. | JOSÉ CORDERO
Las líneas telefónicas prepago tienen precios que están entre los ¢500 y ¢1.000. Los usuarios las cargan con montos variados. | JOSÉ CORDERO

Sorprendido, en razón de que nunca había solicitado el servicio a esa empresa, Álvarez fue a las oficinas de la telefónica, donde se le informó de que, efectivamente, desde el 4 de setiembre del 2013, alguien había sacado una línea a su nombre.

De acuerdo con la información suministrada por la empresa, el chip fue comprado a una compañía distribuidora.

Ante esto, Álvarez fue al Juzgado Contravencional de Goicoechea a exponer su caso.

“No he adquirido ni activado a mi nombre dicha línea”, enfatizó Álvarez ante esa instancia.

Su caso se encuentra en investigación.

Según comentó, le preocupa tener que afrontar un proceso judicial por el uso indebido de un servicio que no solicitó.

Denuncia. A Daniel Rodríguez, de 27 años, oriundo de San Ramón y vecino de Montes de Oca, le ocurrió una situación similar.

Él fue citado el 4 de marzo ante el Juzgado Contravencional de San Ramón pues una mujer lo denunció por amenazas personales. Según la denunciante, ella recibió llamadas telefónicas amenazantes por medio de una línea de Movistar a nombre de Rodríguez.

En su declaración, el joven aseguró que nunca solicitó un servicio de esa empresa y que tampoco conocía a la denunciante.

Además, afirmó que no frecuenta la zona de Alajuela, donde, al parecer, vive la mujer.

Las autoridades judiciales le indicaron a Rodríguez que será citado a una audiencia.

Por el momento, él se encuentra gestionando información con la empresa de telefonía para conocer dónde se solicitó la línea e incorporar los datos al proceso judicial que le siguen.

Etiquetado como: