Dos individuos que usaban abrigos con gorros quedaron grabados en video

Por: Carlos Láscarez S. 17 marzo, 2015

San Ignacio (Acosta). Varios sujetos robaron la madrugada de ayer dos vehículos tipo pick-ups del plantel de la Municipalidad de Acosta, valorados en unos ¢28 millones.

El hecho se registró a eso de la 1:30 a. m. en la bodega municipal, la cual no cuenta con oficiales de seguridad, confirmó la Fuerza Pública.

Los vehículos sustraídos son un Toyota Hilux placa 5401 y un Nissan Frontier matrícula 5627, de modelo reciente.

La alerta sobre el robo fue descubierta por un empleado del Ayuntamiento, al no hallar los dos carros doble tracción.

Luis Durán Gamboa, alcalde de Acosta, dijo que los delincuentes no forzaron la entrada principal y que revisan las grabaciones para determinar la cantidad de ladrones involucrados.

Un ladrón caminó varios minutos dentro del plantel municipal a partir de la 1:32 a. m. antes de escapar con un pick-up. | MARVIN GAMBOA
Un ladrón caminó varios minutos dentro del plantel municipal a partir de la 1:32 a. m. antes de escapar con un pick-up. | MARVIN GAMBOA

“Es probable que, a partir de lo ocurrido, instalemos más cámaras de seguridad. Por lo visto en cámaras, al parecer, tomaron rumbo a San José. Interpuse la denuncia en el Segundo Circuito Judicial ”, agregó Durán.

Llaves a la vista. Los sujetos ingresaron al plantel tras escalar una malla de tres metros de altura.

Una vez dentro, fueron directo hasta una pared donde estaba colocada una pequeña pizarra con las llaves de todos los vehículos, entre estos una vagoneta y un Mitsubishi antiguo.

Dos ladrones usaban abrigos con gorros, por lo que no se ven sus rostros en la grabación.

Para abandonar el lugar lo hicieron abriendo un portón con una llave, según lo que se observa en el video.

Ninguno de los pick-ups robados contaba con el sistema de posicionamiento global (GPS), por lo que se desconoce su paradero.

Uno tiene un valor fiscal de ¢15,6 millones y el otro de ¢11,9 millones, según datos aportados por el municipio afectado.

Hazel Villalobos, jefa de la Fuerza Pública del cantón josefino de Acosta, dijo que recibieron la alerta temprano, pero pudieron corroborar las características de los vehículos a las 8 a. m., cuando abrieron las oficinas.