Por: Carlos Arguedas C. 21 noviembre, 2015
La mujer sigue presa por usar un pasaporte robado. | ALBERT MARÍN
La mujer sigue presa por usar un pasaporte robado. | ALBERT MARÍN

La mujer siria de 31 años detenida el jueves por utilizar un pasaporte robado en Grecia, cuando ingresó a nuestro país el martes anterior, salió del aeropuerto Juan Santamaría hablando por un celular.

El hecho lo reveló ayer el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Gérald Campos Valverde, quien explicó que esa situación la verificaron al revisar los videos de la terminal aérea.

Agregó que tratan de rastrear a la persona con quien habló y si alguien la recogió fuera del aeropuerto.

Campos informó de que la mujer, quien está plenamente identificada, destruyó el tiquete de viaje, poco antes de que la Policía la detuviera, el jueves, en el centro de San José.

“Los papeles los encontramos y se está en el proceso de reconstrucción. Puedo decir que iba de paso; el destino no era Costa Rica”, manifestó el jefe policial.

Alerta. La alerta sobre este caso la recibió el OIJ el martes en la tarde, cuando la oficina de la Policía Internacional (Interpol) en Honduras, comunicó sobre la captura allá de cinco sirios, a quienes se les halló documentación sobre una mujer siria, que estaría en nuestro país.

“Revisamos y notamos que el martes después de las 2 p. m., en un vuelo procedente de Perú ingresa, sale del aeropuerto con destino a un hotel ubicado a 300 metros de la Corte (Suprema de Justicia). Tratamos de ubicarla en el hotel, nunca se presenta y es cuando iniciamos el operativo”, dijo Campos.

El director del OIJ manifestó que, desde marzo pasado, Interpol alertó a todas las oficinas sobre el robo del pasaporte que usaba la ciudadana siria.

“La alerta estaba en el sistema. Estamos investigando porqué no se utilizó el sistema donde los responsables de utilizarlo eran los oficiales de Migración, encargados de recibir a los pasajeros”, comentó.

Campos dijo que estudian quién es ella. Agregó que inicialmente no tiene un perfil de perseguida o de una inmigrante en manos de coyotes.