Se rescató a 29 pericos de dos especies diferentes y a una lora

Por: Patricia Recio 30 mayo, 2014

Funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación decomisaron 30 aves de diferentes especies que se mantenían en cautiverio en una casa localizada en San Gerardo de Santa Rosa, San Carlos.

Las aves se encontraban en condiciones de confinamiento inadecuadas.
Las aves se encontraban en condiciones de confinamiento inadecuadas.

El decomiso tuvo lugar el martes gracias a una llamada anónima, tras la cual se constató que las aves se mantenían en condiciones de confinamiento inadecuado, poca iluminación, mala alimentación y mal manejo de recipientes y recintos.

Además los mantenía dentro de un servicio de hueco y alrededor de una cocina de leña, abierta y externa a la residencia, según indicó José Quirós, encargado del Programa Regional de Vida Silvestre del Área de Conservación Arenal Huetar Norte.

La supuesta infractora es de apellidos Barquero Salas.

Quirós añadió que se presume que dichas especies en cautiverio serían comercializadas y que, en el transcurso del fin de semana, era probable que

vendieran un cargamento de las mismas.

En total se rescató a 17 pericos carasucia, una lora y 12 pericos zapoyol, todos en diferentes estados de desarrollo.

De las tres especies mencionadas dos están catalogadas de acuerdo con el artículo 26 del Reglamento a la Ley de Conservación de la Vida Silvestre, como

fauna con poblaciones reducidas o amenazadas.

Estas aves generalmente son mantenidas en cautiverio para luego comercializarlas en precios que van desde los ¢5.000 hasta los ¢10.000

Funcionarios del Área de Conservación llevaron el caso al Juzgado de Contravenciones de San Carlos, solicitando a las autoridades judiciales, que se tome como monto de valoración económica del daño ambiental, la sanción máxima establecida en la Ley de Conservación de la Vida Silvestre y sus reformas (según dicha Ley la multa iría desde los¢199.700 a ¢1.597.600.) debido a la cantidad de especies decomisadas.

Etiquetado como: