Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 12 septiembre, 2015
El caso surgió durante un operativo en Alajuela. | ARCHIVO.
El caso surgió durante un operativo en Alajuela. | ARCHIVO.

El Consejo Superior del Poder Judicial le prorrogó la suspensión sin goce de salario, por tres meses, a un inspector judicial investigado por, presuntamente, usar un carro de la institución para ir a un prostíbulo.

Se trata del funcionario Jesús Ramírez, de 45 años, hijo del magistrado del mismo nombre.

En mayo de este año, Ramírez fue sorprendido durante un operativo que hizo el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en Alajuela por un caso de explotación sexual.

Mientras los agentes realizaban la vigilancia para luego hacer un allanamiento, observaron al funcionario llegar al sitio en un auto del Poder Judicial; este ingresó al local y estuvo por alrededor de media hora.

Los investigadores levantaron un informe, ante lo cual la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción le abrió una causa.

Al mismo tiempo, la Inspección Judicial comunicó que dio inicio un proceso disciplinario contra ese funcionario de esa misma oficina.

Como medida cautelar, ese órgano le dictó tres meses de suspensión sin goce de salario.

Cumplido el periodo, en agosto pasado, La Nación consultó el estado del caso.

La oficina de prensa de la Corte informó de que “todavía se encuentra en investigación y evacuación de pruebas, sin que se haya dictado el acto final”. Añadió que se le prorrogó la medida cautelar.

El inspector Ramírez fue investigado en el 2011 por alterar datos de giras con el fin de cobrar viáticos de más y ausentarse del trabajo.

Pese a que la Inspección determinó que se trató de una falta gravísima y recomendó el despido, el Consejo Superior cambió el castigo a 30 días de suspensión sin goce salarial.