Entidad empezó procesos judiciales y administrativos para aplicar sanciones

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 22 enero, 2015
Perro murió macheteado; este ladró para defender a su dueña.
Perro murió macheteado; este ladró para defender a su dueña.

Los machetazos que recibió en la cara, el lomo y, sobre todo , las patas –las que le quedaron prácticamente destrozadas–, acabaron con la vida de uno de los tres perros que atendió el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) entre el viernes pasado y anteayer martes.

Las tres situaciones se dieron en Cartago y, por ellas, la oficina del área metropolitana de Senasa inició gestiones judiciales y procesos administrativos contra los responsables.

La agresión al animal sucedió anteayer en un precario ubicado en San Vicente de La Unión. Por razones que se desconocen, un sujeto llegó a una vivienda y atacó a la propietaria. El perro estaba amarrado fuera de la casa y empezó a ladrar, por lo que el individuo lo macheteó.

Allan Sánchez, director del área metropolitana de Senasa, informó de que las lesiones más severas se las produjeron en las extremidades delanteras, lo que obligó a los veterinarios a amputarlas.

Neck convalece tras ser lanzado de un puente.
Neck convalece tras ser lanzado de un puente.

Los médicos de una clínica en Coronado hicieron todo lo posible para salvarlo, pero el animal falleció de un paro cardíaco, comunicó Sánchez.

El funcionario explicó que la Fuerza Pública intentó detener al responsable del maltrato; sin embargo, este, aparentemente, se refugió en una vivienda.

La dueña del perro interpuso la denuncia ante el Juzgado Contravencional de La Unión.

Entre tanto, Senasa recopila información para hacerse parte en el proceso.

Las sanciones a las que se expone el agresor son de 5 a 30 días multa. El monto lo fija el juez de acuerdo con el ingreso económico del sentenciado, si se llega a probar la comisión del delito.

En lo administrativo, Senasa puede establecer multas de 5 a 20 salarios base de un profesional universitario, indicó Sánchez.

Víctimas de dueños. Otro de los casos calificados como “brutalidad” por Sánchez sucedió el viernes en Cervantes de Cartago.

Un joven de 17 años amarró del cuello, con un mecate, a su perro, de nombre Neck, y lo lanzó desde un puente. Los vecinos sacaron al animal y llamaron a la Fuerza Pública. Este se recupera con la atención de la organización Rescate Animal.

Senasa citó al menor con su padre, pero todavía no se ha hecho presente. El caso se llevará al Juzgado Penal Juvenil.

El lunes, las autoridades se percataron de otro maltrato en El Guarco de Cartago.

Un perro llamado Caracol fue hallado en la vivienda de su dueño con severas lesiones en el cuello, debido al tiempo excesivo que pasó amarrado. A este también lo recibió Rescate Animal.

Exigencia de ley. Las situaciones atendidas por Senasa se dan en días en que distintos sectores piden la aprobación de la ley 18.298 contra el maltrato animal.

Dicho proyecto fue convocado por el Gobierno en este periodo de sesiones extraordinarias y propone penas hasta de seis años de cárcel para los agresores.

El director regional de Senasa insistió en que se requiere esta reforma y que el tema debe preocupar a todo el país, no solo a los activistas.

Etiquetado como: