Por: Hugo Solano 28 agosto, 2016

Una capacitación renovada y constante será parte del plan que el Ministerio de Seguridad Pública ofrecerá a su oficiales para disminuir la fuga hacia otros cuerpos policiales.

Gustavo Mata, ministro de Seguridad, sostuvo que la nueva Academia Nacional de Policía (ENP), que se construye en Pococí, va a generar un sentido de arraigo, de pertenencia, entre el personal.

Mata estimó que este sentimiento, sumado a una carrera universitaria que se tiene pensado desarrollar, hará que los policías permanezcan más tiempo en la institución.

En ese sentido, consideró importante mantener los incentivos salariales e insistió en la necesidad de que la Asamblea Legislativa apruebe un proyecto para revivir el impuesto a las sociedades anónimas.

Dicho tributo, que fue declarado inconstitucional por la Sala IV, generaba recursos a Seguridad. Mata estima que este año su cartera dejará de percibir ¢57.000 millones.

El funcionario sostuvo que dichos fondos permitirían darle contenido económico a las 1.500 plazas que la institución requiere para cubrir las necesidades de vigilancia y de ataque al crimen organizado.

En la actualidad, por cada 6.000 personas que son citadas para iniciar el proceso de reclutamiento, solo 300 terminan.

Para ser policía se requiere ser mayor de 18 años, tener tercer año aprobado y superar las pruebas físicas y psicológicas estipuladas. También se realiza a los aspirantes un estudio de vida y costumbres.

Por otra parte, el ministro dijo que la nueva academia permitirá abrir más la formación a otros cuerpos policiales y de socorro. En lo que va del 2016, la ENP capacitó a 260 agentes penitenciarios y 64 bomberos.