Llamada anónima que recibió Policía delató a prófugo, quien se ocultaba dentro de una casa

Por: Carlos Láscarez S. 20 enero, 2014

Bryan Cordero abandonó la Fuerza Pública de Santa Ana esposado y celosamente vigilado por varios oficiales de la Policía Penitenciaria. Gesline Anrango
Bryan Cordero abandonó la Fuerza Pública de Santa Ana esposado y celosamente vigilado por varios oficiales de la Policía Penitenciaria. Gesline Anrango

San José (Redacción). Bryan Cordero Obando, de 25 años, reo que escapó el domingo durante la hora de visita del ámbito B del centro penitenciario La Reforma fue recapturado esta noche por oficiales de la Fuerza Pública de Santa Ana.

La aprehensión de Cordero ocurrió alrededor de las 8 p.m. en el barrio Promesas de Brasil de Santa Ana, luego de que la Policía recibió una llamada anónima que indicaba el paradero del condenado, aseguró Juan Carlos Arias, subdirector regional de la Fuerza Pública de San José.

“Una unidad de radiopatrullas se presentó al lugar y detectaron que había un movimiento sospechoso al fondo de la vivienda. Una vez en el patio observaron a una persona que intentaba escapar y es cuando fue detenido”, afirmó Arias.

Agregó que el sospechoso no portaba ningún tipo de arma blanca o de fuego. En apariencia la casa donde se ocultaba era de un conocido, ya que allí permanecían otras personas.

Reynaldo Villalobos, subdirector de Adaptación Social afirmó que el trabajo que realizó la Unidad de Inteligencia de la Policía Penitenciaria en coordinación con otros cuerpos policiales fue muy bueno y se logró la pronta captura.

“Por sus características sabíamos que él (Cordero) no tenía como sostenerse. Desconozco de momento quienes son las personas con las que se encontraba. Ya está de nuevo en La Reforma”, manifestó Villalobos.

Cordero, quien es oriundo de Aguirre, Quepos descontaba cinco años de prisión por los delitos de robo agravado y de violación de domicilio.