Ministro Gustavo Mata pide investigar a fondo si hubo mano criminal en la fuga

Por: Carlos Láscarez S. 7 abril, 2015
El iraní huyó del Hospital CIMA el miércoles pasado, en la mañana. Ni el oficial asignado a su cuido ni el cuerpo médico lo vio. | PABLO MONTIEL
El iraní huyó del Hospital CIMA el miércoles pasado, en la mañana. Ni el oficial asignado a su cuido ni el cuerpo médico lo vio. | PABLO MONTIEL

Un reo iraní, quien permanecía internado en el Hospital CIMA y bajo custodia de la Fuerza Pública, escapó el 1.° de abril, confirmaron la Fiscalía Adjunta de Fraudes y el ministro de Seguridad, Gustavo Mata Vega.

El extranjero es de apellido Cyrus y se le investiga por el delito de estafa, en el expediente 1-001015-0612-TP, informó ayer la oficina de prensa del Ministerio Público.

Este descontaba prisión preventiva en el hospital privado desde el 2 de mayo del 2014, debido a que presenta el síndrome de pospolio, comunicó la Fiscalía ante consultas de este medio.

La alerta del escape de Cyrus fue dada el mismo día por una abogada del CIMA al Juzgado Penal del I Circuito Judicial de San José, el que de paso informó a la Fiscalía Adjunta de Fraudes.

Ante el anuncio de la huida, la Fiscalía solicitó oralmente la rebeldía del imputado, la cual fue ordenada por el Juzgado Penal.

Una vez emitida la orden de captura contra el iraní, al día siguiente fue arrestado por oficiales de la Policía Nacional de Nicaragua. Portaba documentación falsa, además de que oficiales de Interpol-Costa Rica ya habían emitido la alerta internacional.

En la actualidad, la Fiscalía gestiona el envío de Cyrus hacia nuestro país, además de que remitió un oficio a la Fiscalía de Pavas para que se abra un nuevo expediente por el supuesto delito de evasión, así como por el presunto delito de favorecimiento de evasión en contra de los oficiales de la Fuerza Pública de Escazú.

La idea es determinar si el iraní tuvo la ayuda de los oficiales encargados de su resguardo.

Mata comentó que llegará hasta las últimas consecuencias, al punto de que pondrá sobre aviso al OIJ y al fiscal general, Jorge Chavarría.

“Me parece que hubo mano criminal en la fuga de este sujeto. Nuestro funcionario siempre estuvo muy distante de la sala que tenía que cuidar. Es un costo altísimo el mantenerlo vigilado las 24 horas”, manifestó Mata.

Vigilado por 11 meses. El foráneo era custodiado las 24 horas por dos policías armados de Escazú, confirmó Juan Carlos Arias, jefe de la Fuerza Pública de San José.

“El miércoles pasado, ya teníamos 11 meses de vigilarlo. Se le brindó la custodia porque venía ordenado por un juez. El personal médico y una de las enfermeras les decían a los oficiales que Cyrus no debía ser molestado. Era como un hotel”, explicó Arias.

El jefe policial agregó que la modalidad de cuido la realizaba el policía desde una sala de espera, donde existen puertas automáticas, las cuales comunican con un pasillo en común.

Irregularidades. Según Arias, el día del escape se comprobó que la cámara de seguridad que apuntaba hacia la puerta del paciente no estaba funcionando. También que el oficial asignado al cuido no se había presentado y que no había ningún efectivo de seguridad en la salida de emergencias, que da hacia uno de los parqueos.

Al notar la ausencia del paciente, se procedió a levantar un acta con el nombre del oficial de seguridad y otros personeros.