Inicio del invierno en Estados Unidos y Canadá comienza a generar frentes de bajas temperaturas

 26 noviembre, 2013

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó que un empuje frío proveniente del norte del continente generará vientos muy fuertes a partir de la noche de mañana miércoles y prevalecerá al menos jueves, viernes y sábado en el territorio nacional.

El frío y el viento se percibirán en mayor medida sobre los sectores montañosos, en Guanacaste y en el Valle Central.

Jueves y viernes se sentirá con más fuerza el efecto del fenómeno. Es el primer empuje frío de la temporada.
Jueves y viernes se sentirá con más fuerza el efecto del fenómeno. Es el primer empuje frío de la temporada.

De acuerdo con el meteorólogo Eladio Solano, en las llanuras del Caribe y de la zona norte el efecto del frío será menor, pero habrá más lluvias.

Se prevé que las ráfagas máximas alcancen velocidades entre 80 y 100 kilómetros por hora, lo que motiva al IMN a dictar una alerta para la navegación aérea y marítima, principalmente el jueves y viernes, cuando el efecto del fenómeno estará más de lleno sobre nuestro territorio.

En la Gran Área Metropolitana se espera una reducción de al menos tres grados Celsius en las temperaturas máximas. A manera de ejemplo, Solano dijo que si actualmente en el este del Valle Central las temperaturas máximas son de 23 grados, se espera que el jueves y viernes zonas como Cartago, La Unión y Curridabat tengan 20° Celsius.

"Al haber más viento, la sensación de frío será mayor", afirmó el científico.

A raíz de este aumento de viento se estiman condiciones lluviosas de moderadas a fuertes en las regiones del Caribe y la zona norte con montos de 30 a 60 milímetros en lapsos de doce horas.

En el Valle Central se esperan lluvias débiles e intermitentes en las cercanías de las montañas.

Ante el fuerte viento, el IMN recomienda a la población estar atenta por la posible caída de ramas de árboles, latas de zinc y tendido eléctrico, entre otros.

También pide precaución al sector aeronáutico por la turbulencia cerca de las montañas. Además se recomienda evitar las quemas, ya que las mismas pueden salirse de control.

A navegantes y bañistas también les pide prevención por mar picado, principalmente en el Caribe y el Pacífico Norte.