Jefe Policial de Los Chiles afirma que gestionará traslado a otro lugar

Por: Carlos Arguedas C. 29 julio, 2014

Uno de los implicados es un policía de apellido Hurtado, que tiene 20 añosd e trabajar en la Fuerza Pública.
Uno de los implicados es un policía de apellido Hurtado, que tiene 20 añosd e trabajar en la Fuerza Pública.

San José (Redacción). Dos policías detenidos el sábado anterior por presuntamente recibir ¢10.000 cada uno para dejar pasar de manera ilegal a seis nicaragüenses, quedaron esta madrugada en libertad y regresaron a laborar en sus cargos en la Fuerza Pública de Los Chiles, en la zona fronteriza con Nicaragua.

Según la decisión que adoptó el juez Randy Morera González, los oficiales de apellidos Lewis y Hurtado, solo deben de abstenerse de molestar a testigos en la causa (serían sus propios compañeros de la delegación) y presentarse a firmar cada 15 días a un despacho judicial.

Las medidas que tienen una vigencia de cuatro meses mientras continúa la investigación. A los policías se les atribuye el delito de cohecho propio que castiga con cárcel de dos a seis años a los funcionarios públicos que reciban una dádiva para no actuar como correspondería a sus funciones.

Respecto a un tercer implicado en este proceso, que es un costarricense de Bonilla, a quien se atribuye el delito de coyotaje o tráfico ilegal de inmigrantes, el juez Morera le impuso cuatro meses de prisión preventiva.

Los dos policías y Bonilla fueron detenidos el sábado en El Jobo de Los Chiles, luego de que seis nicaragüenses indocumentados, que habían sido capturados por la Fuerza Pública dijeron que habían pagado ¢50.000 para que les permitieran ingresar de manera ilegal al país.

Alan Obando, jefe regional de la Fuerza Pública, tras conocer la decisión del juez que los oficiales retornar a sus cargos, dijo que gestionará con sus superiores el traslado de los dos policías hacia otro lugar. Agregó que esa decisión se deberá de tomar hoy mismo.