Operativo en zona de cinco kilómetros cuadrados requirió de 686 funcionarios

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 19 julio, 2014

Después de un operativo de búsqueda de siete días, las autoridades descartaron ayer que la niña Yerelyn Guzmán Calvo, de seis años, se encuentre en los alrededores de su vivienda, en San Martín de Santa Rosa, en Santo Domingo de Heredia.

La Policía dio por finalizado el registro de una zona de cinco kilómetros cuadrados alrededor de la casa y decidió extender la búsqueda a otros sectores, aunque con menor intensidad.

El anuncio lo realizó ayer por la tarde el director de la Fuerza Pública, Juan José Andrade, al brindar un reporte de las acciones realizadas. A él lo acompañaron el director de Operaciones de la Cruz Roja, Guillermo Arroyo, y el jefe del Batallón de Bomberos, Édgar López.

Andrade explicó que se revisó minuciosamente el área terrestre y que, con helicópteros, se extendió la búsqueda a ocho kilómetros cuadrados.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

“Podemos decir, tras el esfuerzo, la experiencia y el recurso usado en esta actividad, que en ese sector estamos prácticamente descartando la presencia de Yerelyn, por lo cual tenemos que continuar en este proceso pero ampliando no solamente el perímetro, sino las estrategias”, indicó.

Andrade manifestó que se mantendrá un puesto de control en el centro de Santa Rosa, desde donde se hará un monitoreo de las informaciones que ingresen.

Añadió que se efectuarán inspecciones en zonas aledañas como Alajuela y que se mantendrán 70 puestos de revisión en carretera, así como la comunicación con policías de otros países.

“Lo que dejamos claro es que la operación no ha terminado. Esta fue una etapa de búsqueda en la que nos centramos en un punto específico. A partir de ahora, no vamos a seguir rebuscando porque me parece que tenemos que ampliar el proceso”, agregó el jefe de la Policía Administrativa.

De acuerdo con los datos que dio Andrade, en la operación realizada hasta ayer, participaron 686 funcionarios de las diferentes entidades, además de cuatro unidades caninas y ocho agentes de la Policía Montada, de Seguridad.

La madre de la menor, Hellen Calvo, expresó que no había hablado con la Policía sobre las acciones futuras y dijo seguir sin noticias sobre el paradero de la pequeña.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Por la desaparición de la niña, ocurrida el viernes 12 de julio, se mantiene en prisión preventiva un primo de la menor, de apellido Guzmán y de 24 años. Al sujeto también se le atribuyen cuatro delitos de abusos sexuales a menores, hermanos de la niña desaparecida.

Alertas. Las autoridades también comunicaron que han recibido distintas informaciones sobre supuestos paraderos de la niña, pero los sitios se fueron descartando.

Una de las alertas la dio el exjuez Christian Nole Quesada, condenado el año pasado por lavado de dinero. El abogado se encuentra recluido en el centro penitenciario de San Sebastián.

Moisés Nole, hermano del exfuncionario, contó a La Nación que su familiar lo llamó la noche del jueves y le relató que el sospechoso de la sustracción había sido ingresado al centro penal.

“Mi hermano me dijo que el muchacho ese llegó (a la cárcel) y que todos estaban como locos por hacerle algo, pero como él es abogado, les dijo que lo manejaran distinto; lo aislaron y llegó un momento en el que él habló. Les dijo el supuesto paradero de la niña y ellos avisaron al Organismo de Investigación Judicial (OIJ)”.

El OIJ confirmó que se recibió ese aviso pero, ayer por la tarde, agregó que se estaba trabajando en corroborar o descartar los datos brindados.