En lo decomisado podría haber hachís, ketamina y éxtasis, que tienen alto valor

Por: Carlos Arguedas C. 3 febrero, 2016

El ingreso a una casa bodega, que el Ministerio de Seguridad denominó búnker, en la ciudadela León XIII en Tibás, permitió el decomiso de 21 armas de fuego, así como drogas valoradas en ¢206 millones.

El duro golpe a la delincuencia lo realizó un grupo operativo de la Fuerza Pública, la noche del lunes, en el lugar conocido como Las Tenis. Sin embargo, pese a la fructífera acción policial, no se reportó ninguna persona detenida por la tenencia del estupefaciente o las armas.

Seguridad Pública informó de que entre lo decomisado sobresale marihuana, crack y cocaína, aunque se precisó que se incautaron de 109 gramos de hachís, 28 gramos de éxtasis y 1.326 dosis de ketamina. Estas son drogas que tienen un alto precio en el mercado y cuyo consumo en el país, se presume, es limitado.

El ministro de Seguridad, Gustavo Mata Vega, se mostró cauto respecto al hallazgo de estas últimas drogas. “Prefiero esperar el resultado del laboratorio antes de confirmar que se trata de esos estupefacientes” , advirtió.

El hachís se obtiene de una resina purificada, la cual es extraída de plantas seleccionadas de cannabis, generalmente, cultivadas en ambientes controlados. Durante el 2015 no hubo decomisos de esta droga aquí.

El Ministerio de Seguridad estimó que las drogas en el mercado podrían tener u valor de ¢206 millones. Entre las armas había un fusil AK-47. | MSP PARA LN
El Ministerio de Seguridad estimó que las drogas en el mercado podrían tener u valor de ¢206 millones. Entre las armas había un fusil AK-47. | MSP PARA LN

Respecto a la ketamina, se trata de una droga cuyo uso es veterinario y, desde el 14 de diciembre pasado, se le incluyó como un medicamento psicotrópico, informó Guillermo Araya, director del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD).

Lo anterior significa que el uso solo es permitido en animales y mediante la prescripción de un veterinario. La persona que la posea para otros fines (como por ejemplo, el tráfico), podría enfrentar un proceso penal.

Arsenal. Respecto a las armas, se precisó de que se trata de cinco pistolas 9 milímetros, cinco pistolas calibre 380, cinco revólveres calibre 38, tres escopetas calibre 12, un arma hechiza, un fusil AK-47 y un rifle. También había 22 cargadores (cinco de ellos para subametralladoras AK-47), 1.044 balas, dos ballestas, un chaleco y 168 unidades de pólvora.

Gustavo Mata dijo que hallar este armamento es preocupante, pues afirmó que en el pasado algunas algunas empresas compraron armas “y ahora no aparecen las empresas ni las armas”.

El jerarca agregó: “Tenemos 2.500 armas que no aparecen. Es factible que algunas de estas armas que ahora hallamos se compraran de manera lícita”.

Etiquetado como: