También se le decomisaron 1.000 frascos de otros medicamentos trasegados de manera irregular

Por: Hugo Solano 6 marzo

La frontera común de nuestro país con Nicaragua sigue siendo utilizada para introducir de manera ilegal medicamentos. La noche de este domingo se detuvo a un nicaragüense, de apellidos Olivas Mendoza, conduciendo un camión con 10.200 frascos de productos farmacéuticos, entre ellos 200 de Ketamina.

Ese medicamento, de uso generalmente veterinario, es también utilizado por narcotraficantes para su venta ilegal como droga adictiva.

El 24 de febrero anterior la Policía de Control de Drogas (PCD), del Ministerio de Seguridad Pública, confirmó el primer caso de venta comprobada de Ketamina como droga y desarticuló la red que la vendía en Purral de Goicoechea.

La ketamina es un medicamento veterinario, sin embargo, desde hace pocos años se usa como una droga ilegal más para adictos en el mercado.
La ketamina es un medicamento veterinario, sin embargo, desde hace pocos años se usa como una droga ilegal más para adictos en el mercado.

Oficiales de la Policía de Fronteras del Ministerio de Seguridad Pública tuvieron a cargo el operativo del domingo en La Cruz, frontera con Nicaragua.

Durante las labores de resguardo, cerca del puesto aduanal de Peñas Blancas, los oficiales interceptaron el camión blanco en cuyo cajón iba la droga, así como otros 10.000 frascos con kataflán, dorixina, alicol, gravol y serafón, todos introducidos al país de manera irregular.

Ante este hallazgo, se coordinó de inmediato con la Fiscalía y se ordenó la captura del conductor.

Olivas permanece a la orden de la Fiscalía de Liberia, por transporte irregular de mercadería.