Sujeto cobraba $1.800 para realizar travesía ilegal

Por: Diego Castillo 25 abril, 2016
El libanés de apellido Zwein cobrababa $1.800 a cada migrantes para llevarlo hasta Honduras.
El libanés de apellido Zwein cobrababa $1.800 a cada migrantes para llevarlo hasta Honduras.

La Policía de Migración detuvo a un libanés de apellido Zwein sospechoso de traficar migrantes africanos desde Paso Canoas hasta Honduras.

Los oficiales migratorios allanaron la residencia de Zwein ubicada en Paso Canoas, en la que encontraron equipaje y fotografías de extranjeros, además de documentos sobre la travesía que realizaban las personas.

Según la investigación, el sujeto le cobraba $1.800 a los migrantes para trasladarlos hasta la frontera hondureña de forma ilegal, evadiendo los puestos de control migratorio en Costa Rica, Nicaragua y Honduras.

El sospechoso alojaba y ocultaba a los extranjeros en cabinas Jiménez, en Paso Canoas.

El operativo se realizó este domingo, luego de varias semanas de investigación sobre el sospechoso, que en la zona es conocido como "Wasin", informó el departamento de prensa de la Dirección General de Migración y Extranjería.

Zwein fue trasladado a la Fiscalía de Ciudad Neilly, donde se definirá su situación jurídica.

Otras detenciones. El sábado pasado, el Servicio Nacional de Guardacostas aprehendió a un coyote costarricense de apellidos Caballero Chaves que trasladaba a tres africanos (de la República del Congo) cerca de la frontera marítima con Panamá.

El 14 de abril, oficiales de la Fuerza Pública detuvieron un autobús con 39 migrantes africanos y cubanos que ingresaron ilegalmente por la frontera sur. Los extranjeros fueron interceptados cerca de las 4 a. m., cuando viajaban en un bus de la ruta Paso Canoas-San José de la empresa Tracopa.

Desde el pasado 13 de abril, Costa Rica vive una crisis migratoria por la presencia de más de 600 africanos en las calles de la frontera con Panamá, en Paso Canoas, en el cantón de Corredores, Puntarenas.

Los migrantes quieren llegar a Estados Unidos sin contar con los documentos necesarios para pasar legalmente por suelo costarricense. Los extranjeros provienen de países como Congo, Senegal, Mali y Burkina Faso.

El jueves 21 de abril, los africanos se rehusaron a ser trasladados a los centros de atención habilitados por el Gobierno costarricense en el cantón de Buenos Aires, Puntarenas

La Presidencia de la República, la Cancillería, Migración, la Defensoría de los Habitantes y el Ministerio de Seguridad son algunas de las instituciones gubernamentales que están atendiendo la situación, aún sin encontrar una solución.