La guía de importación decía que contenedor traía antenas de televisión

Por: Carlos Arguedas C. 12 agosto, 2014

La Policía descubrió el domingo cuatro millones de cigarrillos de contrabando durante un operativo de revisión de furgones.

La acción fue ejecutada en forma conjunta por agentes de la Policía de Control Fiscal (PCF) y de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) en el muelle Alemán, en puerto Limón.

No hubo detenidos ayer, pero las autoridades procuraban identificar a las personas que gestionaron la importación, dijo Gustavo Mata Vega, viceministro de Seguridad Pública.

Este es el segundo cargamento en importancia que se descubre en el año pues en mayo pasado se detectó otro furgón con cigarrillos ilegales cuando el chofer pretendió ingresar por Paso Canoas, en la frontera sur.

En ese vehículo había 1.200 cajas con 12 millones de cigarrillos. Ese caso fue puesto a la orden del Ministerio Público.

La Policía detectó el cargamento ilegal cuando los oficiales abrieron el contenedor para una revisión de rutina y vieron las cajas con los cigarrillos, los cuales fueron fabricados en Paraguay. | MSP PARA LN
La Policía detectó el cargamento ilegal cuando los oficiales abrieron el contenedor para una revisión de rutina y vieron las cajas con los cigarrillos, los cuales fueron fabricados en Paraguay. | MSP PARA LN

Chequeo normal. Tanto Gustavo Mata como Irving Malespín Muñoz, director de la PCF del Ministerio de Hacienda, dijeron que el hallazgo se logró como parte de un chequeo normal de contenedores que hacen las autoridades en los puestos fronterizos.

“Se seleccionan contenedores al azar y se revisan. Este, según las guías de importación, contenía antenas satelitales para televisión, pero cuando se abrió la sorpresa fue encontrar cajas con cigarrillos de la marca Hobby”, dijo Malespín.

El funcionario agregó que, en total, eran 400 cajas, que contenían 200.000 cajetillas. El valor del producto fue estimado en $600.000 (¢327 millones).

Malespín dijo que, por el momento, se desconoce cuánto sería el perjuicio al fisco en caso de que el producto hubiera ingresado.

El contenedor, según el registro del barco, provino de Paraguay; luego estuvo en Honduras, pasó a Houston (Estados Unidos) y llegó a Limón, su destino final.

En cuanto al importador de las antenas de televisión, el director de la PCF dijo que es una persona inexistente, porque simplemente se consignan un nombre y un apellido, sin precisar otras características, como cédula o teléfono.

Para las autoridades, en este caso, como no hay un destinatario bien especificado, el contenedor sería llevado a un almacén fiscal, donde, después de varias semanas, posiblemente lo sacarían usando documentos falsos.

Otro aspecto que resaltaron las autoridades es que las cajetillas tienen como fecha de vencimiento el 2 de febrero de este año.

La doctora Nidia Amador, del Ministerio de Salud, señaló que el hecho de que los cigarrillos estén vencidos no tiene mayor importancia pues la nicotina que contiene el tabaco es la que realmente afecta el organismo del fumador.