5 julio, 2014

Cartago. Un retén policial instalado en el sector de Coris, en Cartago, permitió que la Fuerza Pública detuviera ayer en la tarde un vehículo que transportaba gran cantidad de pantallas planas, de 42 pulgadas, presuntamente robadas.

El cargamento era trasladado en un camión de cajón metálico en el que viajaban dos costarricenses y un nicaragüense. Ninguno de ellos pudo explicar la procedencia de los 160 televisores.

Tampoco tenían facturas para demostrar la compra lícita de la mercadería, valorada inicialmente en unos ¢60 millones.

Orlando Cuadra, jefe de la Fuerza Pública de Coris, confirmó que se trata de pantallas planas marca LG, que estaban aún empacadas en sus cajas originales.

Los ticos, de apellidos Ramos y Chinchilla, y el foráneo de apellido Guadamuz, dijeron que se dirigían hacia Escazú, donde al parecer los esperaba otro camión para continuar viaje hacia un sitio no precisado en Caldera, en Puntarenas.

En este mismo punto en Coris, la Policía decomisó a inicios de año más de 10.000 piedras de crack , la más grande incautación en el país de ese tipo de droga. Esta localidad también fue noticia días atrás pues una empresa coreana anunció que abrirá ahí una fábrica de hilos.

Etiquetado como: