Por: Carlos Arguedas C. 29 septiembre, 2013

Cuatro meses después de destaparse el mayor caso de lavado de dinero en el mundo, el cual se gestó desde Costa Rica, las pesquisas muestran un lento avance.

En suelo tico se hicieron allanamientos en los sitios donde operaba el grupo, se decomisaron autos de lujo y se inmovilizaron en total $19,5 millones.

Este Rolls-Royce del año 1941 está entre lo decomisado. | LUIS NAVARRO
Este Rolls-Royce del año 1941 está entre lo decomisado. | LUIS NAVARRO

El fiscal adjunto de Legitimación de Capitales, Osvaldo Henderson, al ser cuestionado sobre el avance de las pesquisas, dijo: “Esa información está cubierta por la privacidad de las investigaciones”.

Empero, las averiguaciones en este momento se centran en el análisis de los movimientos bancarios de 12 sociedades anónimas y de cuatro personas, relacionadas con Liberty Reserve, cuyas operaciones fueron cerradas desde el 28 de mayo pasado.

Respecto al remate de los cinco carros de lujo decomisados aquí en este proceso (cuatro Rolls-Royce y un Mercedes Benz doble tracción , así como de una moto pistera Suzuki 2011 GSXR 750 cc.), todavía está pendiente pues algunos vehículos tienen motores no originales.

Paralelamente, en la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos, se tramita otro expediente que en este momento esta en el proceso de recepción de prueba y de la apertura de evidencia que fue decomisada en varios países.

En Estados Unidos, el proceso es contra el ucraniano naturalizado costarricense Arthur Budovsky, el marroquí Azzeddine El Amine (ambos presos en España en espera de ser extraditados a EE. UU.), Kats Vladimir y Marck Marmilev (en Nueva York), y Maxin Chukharev (capturado aquí, también con gestión de extradición a EE. UU.). En el expediente en Nueva York se involucra a un tico de apellido Hidalgo y a un extranjero apellidado Yassine, quienes viven en nuestro país.

Etiquetado como: