Les decomisaron bebidas valoradas en unos ¢8 millones

 25 junio, 2014

Un camión cargado de licores irrespetó la señal de alto que le hicieron oficiales de la Fuerza Pública este miércoles a las 6:20 a. m. en el kilómetro 35 la carretera Interamericana sur, en Golfito.

Los funcionarios, que estaban en un retén policial, incluso tuvieron que apartarse para evitar ser atropellados.

De inmediato se generó una alerta policial en la zona, en el cual la Fuerza Pública desplegó un operativo y logró ubicar al camión sospechoso en el poblado de La Florida de Osa, a 65 kilómetros del retén.

La policía se hizo cargo del camión que, al momento de la captura, era descargado en una calle sin salida.
La policía se hizo cargo del camión que, al momento de la captura, era descargado en una calle sin salida.

En total llevaban 618 cajas de cervezas, whisky, ron y otros licores valoradas en unos ¢8 millones.

Cuando la Fuerza Pública ubicó el camión, en una calle sin salida en una región montañosa a unos 500 metros de la Interamericana, varios hombres lo descargaban y pasaban su contenido a otro vehículo, con el objetivo de burlar a las autoridades.

A la llegada de las autoridades, a eso de las 7:30 p. m., varios sujetos escaparon por la montaña y dos quedaron detenidos. Al parecer ambos son vecinos de Río Claro y de apellidos Granados y Trejos, este último con antecedentes por faltas similares.

Tanto los camiones como la mercadería quedaron a la orden de la Policía Fiscal y el Ministerio Público.