Grupo también es investigado por allanamientos ilegales

Por: Reiner Montero, corresponsal GN, Eillyn Jiménez B., Irene Vizcaíno 29 noviembre

Al menos 31 oficiales de la Fuerza Pública fueron detenidos este miércoles por la mañana como sospechosos de realizar allanamientos ilegales, cometer robos agravados y privar de libertad a algunas personas entre enero y junio de este año.

La aprehensión fue hecha por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en la comandancia de la Fuerza Pública de Limón centro, adonde el Ministerio de Seguridad Pública (MSP) citó a los investigados.

"Las acciones están vinculadas a colaborar con el Ministerio de Seguridad Pública y dirigidas a lograr que actividades de la Policía se ejecuten dentro del marco de legalidad y del debido proceso", manifestó el director de la Policía Judicial, Wálter Espinoza.

Según la Fiscalía Adjunta de la zona, los funcionarios quedaron a las órdenes de las autoridades para tomarles la declaración indagatoria correspondiente y definir el tipo de medidas cautelares a solicitar, con el objetivo de que se mantengan sujetos al proceso penal.

Los policías fueron trasladados a los tribunales para la indagación correspondiente. Foto: Raúl Cascante, corresponsal GN
Los policías fueron trasladados a los tribunales para la indagación correspondiente. Foto: Raúl Cascante, corresponsal GN

"Se trata de funcionarios asignados al Grupo de Apoyo Operacional (GAO), entre ellos oficiales de la unidad táctica conocida como Linces, quienes en apariencia incurrieron en los delitos entre enero y junio del presente año en sectores como Cieneguita", precisó el Ministerio Público en un comunicado de prensa.

Ellos estaban destacados en Limón desde finales del 2016 para combatir la ola de homicidios relacionados con el narco que aquejó a la zona; entre ellos, el ataque a balazos en la playa de Cieneguita que dejó cinco personas fallecidas, incluidos un niño y una adolescente.

El OIJ y la Fiscalía también informaron de que hay aprehensiones pendientes por el mismo caso, ya que se presume que otros 16 policías también estarían ligados con los hechos.

"La Policía Judicial también está revisando las acciones o actividades que otros miembros de estas fuerzas especiales han desarrollado o ejecutado en otras áreas del país", aseguró Espinoza.

De acuerdo con la investigación realizada por la Policía, aparentemente los oficiales se movilizaban en vehículos oficiales para cometer los ilícitos.

"No estamos exentos de este tipo de corrupción, por eso el trabajo fue coordinado entre autoridades, logramos identificar que los sujetos andaban organizando acciones no debidas", Gustavo Mata, ministro de Seguridad.
Denuncias

El OIJ recibió cuatro denuncias con las que se vincula a los detenidos y, algunos de ellos, están implicados en más de un hecho.

El primero de los hechos habría ocurrido en enero de este año, cuando supuestamente los miembros de la Policía Administrativa requisaron y detuvieron sin motivo a dos hombres, luego los llevaron a otra zona y los golpearon.

Un mes después, el 16 de febrero, una mujer denunció el ingreso irregular de al menos 20 oficiales a su vivienda, de donde se supone que extrajeron un anillo de oro, ¢12.000 y dos onzas de marihuana.

Posteriormente, durante tres días de junio, otra persona reportó un caso similar y la falta de pertenencias de valor como relojes, joyas y licor, así como de dinero en efectivo.

En ese mismo mes, otra mujer se quejó por el ingreso violento de policías a su casa, mientras ella y su familia estaban durmiendo.

"Se cree que todas estas acciones, aunque eran efectuadas bajo la premisa de ser parte de los actos oficiales del Ministerio de Seguridad Pública, no eran registradas en las bitácoras que los oficiales confeccionan, ni eran reportadas a los superiores de estas unidades especializadas", explicó la Fiscalía.

Mauricio Boraschi, fiscal adjunto de Fiscalías Territoriales, destacó que si bien se pretendía mejorar la seguridad en Limón, no se va a permitir la lesión de los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Además de las denuncias formales, la Policía Judicial reporta al menos 90 quejas anónimas.

Los hechos en detalle
  • Abuso de autoridad: En enero del 2017, dos ofendidos denunciaron que miembros de la Policía Administrativa, a bordo de una buseta, una perrera y motocicletas los abordaron en Cieneguita, al lado de la playa, los requisaron y luego los detuvieron, al parecer sin tener motivo. Luego los trasladaron en una buseta policial a un lugar solitario a pocos metros de distancia de un reconocido supermercado de la zona, donde los bajaron de la patrulla y los golpearon, mientras tanto los demás oficiales observaban lo ocurrido y no hacían nada para detener a sus compañeros. Posteriormente, los afectados fueron liberados y pudieron retirarse. En este caso se logró individualizar a cinco imputados.
  • Abuso de autoridad, allanamiento ilegal, lesiones leves y hurto: En febrero, una mujer denunció que a su vivienda llegaron, en horas de la noche, al menos 20 oficiales, casi todos con los rostros cubiertos con pasamontañas. Al atenderlos, le indicaron que debían revisar su vivienda, ya que contaban con información de almacenamiento de droga en el lugar. Ella se los impidió y uno de los oficiales empujó el portón que ella sostenía, enviándola hacia atrás, por lo que sufrió varios golpes. Después, al menos 10 de los oficiales ingresaron al domicilio y revisaron toda la estructura. Cuando se marcharon, la ofendida revisó su vivienda y al parecer se percató del faltante de dinero y de un anillo de oro, los cuales fueron hurtados. De este caso se cuenta con 20 imputados.
  • Abuso de autoridad, allanamiento ilegal, lesiones leves y hurto: Los días 5, 13 y 15 de junio un ofendido relata que en tres ocasiones distintos miembros de la Policía Administrativa ingresaron por la fuerza a su vivienda , todos con pasamontañas en sus rostros, revisaron el lugar y se llevaron objetos de valor y dinero. En la tercera ocasión observó que dichos oficiales llegaron en una buseta, la gran mayoría de ellos ingresó a su vivienda mientras los otros custodiaban las afueras del lugar, cuando los oficiales se marchaban, el denunciante observó que uno de ellos portaba un mazo con mango de madera que le pertenecía, el cual introdujo al vehículo. Seguidamente, en un operativo realizado por la Delegación Regional de Limón, fue ubicado el grupo de oficiales, al revisar la buseta señalada se ubicó un mazo con características muy similares a las descritas por el ofendido. En este caso se cuenta con 14 imputados.
  • Abuso de autoridad, allanamiento ilegal y hurto: En horas de la noche del 3 de junio del 2017, una mujer denunció que varios miembros de la Policía Administrativa, con pasamontañas, ingresaron a su propiedad y a su domicilio utilizando la fuerza, mientras ella y su familia estaban durmiendo. Unos los sometieron, mientras otros revisan todo el lugar sin motivo alguno, luego de que se retiran, se llevaron consigo dinero y un teléfono celular. En este caso se cuenta con 19 imputados.
  • Fuente: OIJ
“La Policía Judicial también está revisando las acciones o actividades que otros miembros de estas fuerzas especiales han desarrollado o ejecutado en otras áreas del país”, Wálter Espinoza, director del OIJ.
Revisión de expedientes

Gustavo Mata, ministro de Seguridad Pública, confirmó que la pesquisa y las aprehensiones se hicieron en coordinación con la Policía Judicial.

"No estamos exentos de este tipo de corrupción, por eso el trabajo fue coordinado entre autoridades, logramos identificar que los sujetos andaban organizando acciones no debidas", indicó el jerarca.

Agregó que luego del traslado de los oficiales a la región del Caribe, comenzaron a tener noticias de supuestas conductas ilícitas, por lo que desde hace aproximadamente ocho meses se inició una investigación.

"Se hizo la investigación y ya se tienen elementos suficientes para indagar gente. Por mi parte, voy a revisar expedientes para aplicar el artículo 140 de la Constitución Política, que faculta al ministro y al presidente a despedirlos", dijo Mata.

Agentes del OIJ esperaron la llegada de los policías a la comandancia de Limón. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
Agentes del OIJ esperaron la llegada de los policías a la comandancia de Limón. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN

Colaboró el corresponsal Raúl Cascante.

Información actualizada a la 3:10 p. m. con declaraciones del director del OIJ.